PUBLICIDAD

Accidente de Moto3: Y de nuevo estuvo a punto de pasar

De punta se nos pusieron los pelos al ver el terrible accidente ocurrido durante la carrera de Moto3 en Austin, debido a una maniobra de Deniz Öncü sobre Jeremy Alcoba y que implicó a éste, a Andrea Migno y a Pedro Acosta.

La dura caída del piloto checo Filip Salac, que acabó siendo trasladado al hospital, motivó la aparición de la bandera roja en una carrera que dominaba Izan Guevara.

Tras unos minutos de deliberación, Dirección de Carrera dictaminó que se realizaría una nueva carrera de 5 vueltas, con una parrilla determinada por la clasificación en la vuelta anterior al accidente. Es decir, una carrera al sprint, con todos los pilotos reagrupados de nuevo.

Con los pilotos aún muy pegados y en el paso por recta de meta, Deniz Öncü se cruzó delante de Jeremy Alcoba sin dejar el suficiente espacio, con lo que la rueda trasera del checo y la delantera del español impactaron. Alcoba cayó violentamente, quedando tanto su moto como él en medio de la recta.

Ni Migno ni Alcoba pudieron evitar chocar con la moto, saliendo disparados e impactando el de KTM en la barrera, tras volar primero y arrastrarse por el asfalto luego. Migno también se arrastró por la recta y su moto cruzó la pista de izquierda a derecha, afortunadamente sin que impactase en ninguno de los que venían por detrás, ni que alguno de estos arrollase a Alcoba o al italiano.

Una carrera al sprint es demasiado peligrosa

Los pilotos de Moto3 a menudo realizan maniobras al límite, siendo éstas demasiado toleradas hasta el momento por Dirección de Carrera. La acción protagonizada por Deniz Öncü, que pudo haber finalizado de manera muy distinta, finalmente ha sido fuertemente sancionada y quizás sirva para poner un poco de orden. Sin embargo, hubo otros errores que no deben reproducirse.

La mayoría de pilotos de MotoGP vieron esta acción en directo o desde sus monitores, y algunos, como Rossi o Márquez, fueron muy críticos con la decisión de reanudar la carrera por cinco vueltas:

Estuvo mal reiniciar una carrera a 5 vueltas, porque era demasiado peligroso. Tenían que haber intentado mover a Salac más rápidamente”, dijo Valentino Rossi.

Los de Moto3 ya están fuera de control de por sí, y mucho más a una carrera de cinco vueltas. El problema es que están completamente locos, son demasiado agresivos, les enseñan desde pequeños a ser muy agresivos”, cree el de Tavullia.

Si a esto le añadimos una carrera al sprint, el riesgo está servido:

“Para mí estuvo mal reiniciar una carrera de cinco vueltas, porque eso es como la ruleta rusa”. Y justifica la dura sanción de dos carreras al checo: “Öncü hizo una maniobra muy peligrosa y salió muy bien parado. Está bien que se quede en casa dos GGPP”.

“Las carreras de motos son demasiado peligrosas como para faltarle al respeto a tus oponentes. Esto es más importante que ganar una posición: ciertas maniobras son potencialmente un desastre”.

El silencio sepulcral del box de Honda

Por su parte, Marc Márquez dijo temerse lo peor al ver las imágenes en directo, viniendo de donde venimos este año:

Ha habido un momento de miedo… Viéndolo por televisión, en el box se hizo un silencio sepulcral, porque nunca sabes qué ha pasado y es una temporada difícil”, dijo el de Honda, haciendo referencia a los tres accidentes mortales de este año.

Y también apoya la sanción a Öncü: “Ha sido el error o la acción de un piloto lo que ha provocado esto”, dice Marc. “Es una sanción muy fuerte. No era la intención de Oncu, seguro, pero al final tienes que ir en esta dirección si quieres evitar estas acciones. No puedes cambiar de dirección en mitad de la recta”.

“Es la forma de parar este tipo de acciones, sobre todo en las clases pequeñas”, justifica.

Alcoba: «Me he cagado»

El primer afectado, Jeremy Alcoba, afirma que se temió lo peor y cuenta sin filtros lo que sintió:

“Después de arrastrar el mes que llevamos, que ha sido muy duro para todos, el movimiento que me han hecho (Öncü), donde me he caído y a la velocidad que lo he hecho…”

Miedo a ser arrollado: “Mi miedo no ha sido caerme a alta velocidad, porque vamos bien protegidos, pero sí he sentido miedo por toda la gente que venía detrás. Mientras daba vueltas, he intentado mirar hacia atrás, para verlas venir o yo qué sé, porque ha sido bastante crítico”.

Y confiesa:Me he cagado, las cosas como son. Con todo lo que ha pasado últimamente, me he asustado muchísimo”.

“Me dije: ‘Es que me puede pasar de todo’. Por suerte estamos los tres bien y no ha pasado nada”.

Andrea Migno tuvo unas sensaciones parecidas a las que vivió el de Tortosa:

Ha sido una de las caídas más duras de mi vida. Ha sido a muy alta velocidad y no podía hacer más que esperar a no hacerme daño. No podía hacer nada mientras volaba. Quien tenga que hacer algo, tiene que hacerlo ahora mismo, en ésta y en otras categorías, para que no pasen estas cosas, para buscar más seguridad”.

Fue una caída casi mortal”, y advierte: “No debería pasar nada más para que se cambien cosas. Es muy peligroso correr así”.

Salió todo bien, afortunadamente: “Por suerte, sólo tuve miedo por la caída, pero pudo ser peor”, confiesa el italiano.

Por su parte, el tercer afectado y líder del Mundial, Pedro Acosta, dijo que pasó página pronto:

“Ya me había cambiado el mono para salir a otra carrera. Esto se olvida rápidamente”, pero admite que “podía haber sido peor”, dijo el jovencísimo Acosta.

El del Puerto de Mazarrón no pudo evitar el choque: “Vi que Alcoba hacía algo raro con el cuerpo, pero yo tenía a otros pilotos delante. Me he encontrado la moto delante”. Y no le da más importancia: “Son cosas que pasan”, zanja.

Deja un comentario