5 motos de película... ¡o de pena!
Connect with us
Publicidad

Sin categoría

5 motos de película… ¡o de pena!

Publicado

el

La moto ha sido muchas veces protagonista en el mundo del celuloide, aunque en ocasiones lo hace bajo un disfraz que oculta totalmente sus rasgos. Los últimos filmes de Hollywood siguen usando la moto como otro elemento más de reclamo, aunque en la gran mayoría de ocasiones la marca real queda oculta. Algunas son obras de exposición, otras dan pena, directamente, algunas son obras maestras; hay de todo. Estas son nuestras cinco motos de película de hoy, pero no serán las únicas. Habrá más.

De película, o de pena:

  • Megaforce. De pena. ¿Por qué? ¡Bufff! tengo que reprimirme. Una pobre Suzuki RM 125 de 1983 ataviada con unos paneles de cartón piedra y con una decoración de pena, digna de unos tristes juguetes. Ni ergonomía, ni ciencia aplicada, ni avanzada, ni nada. Lamentable.
  • Dredd. De pena. ¿Por qué? Coge una Suzuki GSX-F 750 y ponle el culo de un elefante como carenado, y ya lo tienes. No aporta nada. Y, además, le colocan un basculante monobrazo de tres kilómetros de longitud. Sin lógica ni sentido. Eso no sirve para patrullar.
  • Priest. De película. ¿Por qué? La verdad, da el pego, aunque es una Suzuki Gladius con basculante alargado y una suspensión delantera alternativa. Está muy trabajada y es creíble. Buen trabajo del departamento de efectos especiales.
  • Robocop. De película. ¿Por qué? La moto funciona, porque es una Kawasaki Z1000 de 2011 con un juego de fibras galáctico. Estéticamente es acertada y correcta. Creíble. Fíjate que los estribos están en el eje de la rueda trasera, porque Robocop no puede doblar las rodillas prácticamente, por culpa de la armadura.
  • Batman. De película. ¿Por qué? La Batpod es sencillamente brutal, totalmente diferente a una moto, espectacular, aunque para llevarla hay que tener un par, sobre todo la stuntwoman que dobla a Anne Hathaway. El motor es el de una Honda CRF450, aunque no te lo creas. Lo mejor, la posturita, y si no, díselo el afortunado que vaya rodando con una moto tras ella…

Pero, pero, pero esto no es todo amigos -pronúnciese con acento de Porky-. En breve tendremos unas cuantas más.

Publicidad
Haz clic aquí para comentar

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

SOLO MOTO MAGAZINE Nº 2056

Descubre nuestras ofertas de suscripción en papel o en versión digital.

Publicidad

Solo Auto

La mejor información del mundo del automóvil la encontrarás en Solo Auto.

Los + leídos