20. Noviembre 2017 - 17:29 | Miriam Panisello | Otras competiciones

El pasado fin de semana se celebró la 51ª edición del Gran Premio de Macao, el circuito urbano que acoge una de las road races más esperadas del calendario.  Este año, sin embargo, la carrera se vió interrumpida antes de tiempo por el trágico accidente sufrido por Daniel Hegarty, que moría poco después siendo trasladado al hospital.

Irwin ya apuntaba maneras durante los entrenos, y consiguió una pole, con récord incluido, sobre su Ducati 1199 Panigale RS. Se veía que la BMW S1000RR y Hickman, que habían dominado los dos últimos años, iban a tener una dura contrincante.

Y así fue. Irwin y su Ducati dominaron la carrera desde la primera vuelta, e incluso consiguió coger cierta distancia de seguridad respecto a Hickman. Fuera de la lucha por los dos primero puestos quedó el veterano Michael Rutter, que no pudo seguir el ritmo de los dos primeros.

De no haber sido interrumpida la carrera por el accidente, posiblemente Hickman se hubiese acercado a Irwin para disfrutar de un intenso final. Por desgracia, Daniel Hegarty sufrió el trágico accidente que obligó a sacar bandera roja y detener la carrera. Los vencedores subieron al podio con un sabor agridulce, y con preocupación, ya que aún no sabían nada del estado de salud de Hegarty. Finalmente, el casi debutante Glenn Irwin se hizo con la primera posición, seguido de Peter Hickman y Michael Rutter.


 

Más información

Muere Daniel Hegarty en el GP de Macao

20.11.2017 | Otras competiciones
El piloto de 31 años perdió el control de su moto en la curva Fisherman’s Bend, a la que entró a una velocidad inusualmente rápida.
 

Comentarios de Facebook