25. Diciembre 2016 - 10:45 | Fernando Robleda | Rutas

Como viene siendo habitual, todos los años los componentes del Club Motero Hormigas, liderado por nuestro amigo Víctor Plaza, co­nocido entre los amigos como el sargento de hierro, pero con un gran corazón, decidieron convocar una vez más a todo el colectivo motero para poder pasar una buena tarde visitando a los niños y niñas que padecen la enfermedad del Síndrome de Down, quienes siempre agradecen todo el cariño recibido.

Este año, como novedad y para más como­didad, se cambió la ubicación del evento y se trasladó a otro de los centros de la Funda­ción del Síndrome de Down; en su patio inte­rior, en el que nos habían preparado una gran merienda con refrigerios de forma gratuita, aparcamos las motos y pudimos disfrutar de las actuaciones del talentoso conjunto mu­sical toledano Two Generations, compuesto por miembros más veteranos, como nuestro amigo Alberto Muñoz, escritor de libros de novela, guitarrista y motero de Torrijos, junto con su mujer Cristina y otros más jóvenes, con gran voz y talento musical, que supieron tener entretenido a todo el personal, en es­pecial a los niños, pues los temas que tocan son pegadizas canciones de rock de la año­rada época de los años ochenta y noventa conocidas por todos.

Al evento acudieron buena parte de los principales clubs y moteros implicados con temas de seguridad vial con las motos, como la Asociación Por Madrid en Moto, los cono­cidos Ángeles Verdes; el conocido Doctor Decano y profesor en fisioterapia, José An­tonio Martín Irrualde, que aplica sus ense­ñanzas de fisioterapia al mundo de la moto; Emilio Alegre, de la Página Formación y Se­guridad Vial, quien cuenta con gran experien­cia en conducción segura de motocicletas, y otros grandes motoviajeros como nuestro conocido y amable amigo de Alcalá de He­nares, Luis el mudo Ballesteros, que cuenta con muchos años de experiencia en el mun­do de los viajes en moto.

Julio Álamo, de la página de viajes en moto “Otro en moto”, vino con su gran BMW GS. Para diversión y alegría de los niños con Down, se les subió a las motos aparcadas, que se hicieron sonar durante buen rato, mientras otros disfrutaban del concierto. Al terminar se pusieron ellos a cantar con el karaoke.

En definitiva, una gran jornada motera en la que te vuelves a casa sabiendo que con tu presencia has hecho felices a los niños, y más si son los afectados por el Síndrome de Down, pues más cariño necesitan por parte de todos.

Volvemos al año que viene, saludos y rá­fagas.

Más información

Emilio Zamora se une a la lucha contra el cáncer

22.12.2016 | Noticias
Emilio Zamora y la asociación ‘Rodando Contra el Cáncer’ unen esfuerzos para recaudar fondos en la lucha contra el cáncer y el fomento de la investigación.
 

Más de 4000 Papá Noeles moteros invaden las calles de Barcelona

19.12.2016 | Noticias
La Winter Meet URB's organizada por Unlimited Racing Bike's ha reunido a más de 4000 moteros disfrazados de Papá Noel.
 

Comentarios de Facebook