23. Septiembre 2017 - 11:03 | Fernando Robleda | Rutas

La histórica población toledana de la Villa de Don Fadrique acogió con muchas ganas e ilusión su primer motoalmuerzo organizado por la peña motera Las Tejas, liderada por la joven motera Cristina Cicuendez. Las amplias y cómodas instalaciones de los Salones Las Tejas hicieron de punto neurálgico del encuentro celebrado a principios de mes, en cuyo interior no faltaron las barras de bar, una tienda motera y un escenario musical. Nos inscribimos por un módico precio, que incluía un welcome pack con regalos, información turística de la Villa de Don Fadrique, una bolsa de tela portacascos, tickets para bebidas y comida en ruta y sorteos.

Iniciamos la marcha a media mañana con la ayuda de los cuerpos de protección y seguridad, con los que recorrimos la zona turística de las Tierras de Dulcinea. Seguimos la ruta literaria de Don Quijote de La Mancha, pasamos por La Puebla de Almuradiel y seguimos hasta Quintanar de la Orden, donde aparcamos las motos para dirigirnos al Pub Prisma. Allí mismo disfrutamos de una rica caldereta de carne a ritmo de la música y, acto seguido, volvimos a la Villa de Don Fadrique. Paramos en las Bodegas de la Cooperativa de San Isidro en el Bar Olimpo y pusimos rumbo de nuevo a los Salones Las Tejas, donde nos esperaba la comida, que empezó con unos deliciosos aperitivos y finalizó con una degustación de todo tipo de postres. Continuamos con el concierto del grupo de rock urbano A ver quién paga, en cuyo intermedio se sortearon todo tipo de regalos. En definitiva, una gran fiesta motera de las que te reencuentras con amigos de siempre y sigues haciendo nuevos. Será, sin duda, la primera de muchas más porque la peña motera Las Tejas sabe cuidar a sus visitantes con amabilidad y se preocupa para que no falte de nada. Gracias por vuestras atenciones y amistad. Nos vemos en la Villa de Don Fadrique. Saludos y ráfagas.  

Comentarios de Facebook