15. Agosto 2017 - 13:01 | solomoto.es | Rutas
Roberto Chinarro

Enlazando puertos

 

A la mañana siguiente, y con agua en el horizonte, partimos hacia Marsella. Nuestra idea inicial era ir por las secundarias de la costa, pero, al ver el tiempo tan malo, decidimos ir rápidamente por la autopista, lo que nos dio tiempo de sobra para visitar la ciudad por la tarde. Muy recomendable el puerto, con cantidad de actuaciones en directo al caer la tarde.

Eso sí, ojo con las motos… no es un lugar para dejarla en cualquier parte. Seguimos dirección a España. Habíamos leído que uno de los monumentos más visitado de Francia, tras la torre Eiffel, es el pueblo medieval de Carcasonne. Tras una parada en Arlés, para visitar las Arenas de Arles, actual plaza de toros, y el teatro romano, nos ponemos de nuevo en ruta. Llegamos a media tarde, lo que nos permitió visitar la ciudad por la noche.

Es posiblemente uno de los conjuntos arquitectó- nicos medievales mejor conservada que puedas encontrar, patrimonio de la Unesco, aunque también una de las más concurridas. Empezamos a ver a lo lejos los Pirineos. Por carreteras muy pequeñas, pero impresionantes como el Col du Chioula (1.431 m), llegamos a Andorra, subiendo el Port D’Envalira (2.408 m) por Pas de la Casa.

Por la tarde comienza de nuevo el diluvio, así que nos tomamos el día de descanso para reponer fuerzas. En esta parte, se nos une al equipo Loreto, que a partir de este momento compartirá moto con JB.

Arrancamos la parte del trayecto que discurrirá por los Pirineos, los siguientes días los vamos a pasar subiendo y bajando puertos de la cordillera que nos separa de Francia. Empezamos con el Port del Cantó (1.721 m) para bajar hacia Sort y hacer una subida rápida a la estación de Ski de Port Ainé (1.947 m), y terminamos el día subiendo el puerto de la Bonaigua (2.072 m) y haciendo noche en Vielha.

Sin duda, el día siguiente es la etapa reina de todo el viaje. Amanecemos con muy buen tiempo, así que nos apresuramos para disfrutar de muchas horas de buenos paisajes. Para comenzar, nada más salir, el Col del Portillon (1.293 m), por el que volvemos a entrar en Francia. Enlazamos la bajada con la subida al Col del Peyresourde (1.563 m), tras él, el Col de Aspin (1.489 m), para dirigirnos al gran objetivo del día, el Col du Tourmalet (2.115 m), donde hacemos nuestra parada para comer.

En la bajada, nos desviamos hacia el Col du Soulor (1.474 m), ya en plena ascensión entre grandes acantilados de roca para afrontar el Col de Aubisque (1.709 m), impresionante por sus acantilados a lo largo del trazado. Aún no hemos terminado, ya cayendo la tarde, y volvemos a entrar en España rumbo a Jaca cruzando el Col del Portalet (1.794 m), junto a Canfranc.

En ese momento de la la jornada llevamos recorridos siete puertos y algo más de ocho horas de moto, y hemos pasado todo el día subiendo y bajando montañas, trazando curvas. El viaje va llegando a su fin. Desde Jaca nos dirigimos a Riglos, donde disfrutamos de una comida al pie de los Mallos, para terminar haciendo noche en Pamplona y degustar unas cervezas y sus famosos pinchos.

Antes de volver a casa, no nos queremos volver sin visitar Olite y las Bárdenas reales. Y como siempre, todo lo bueno llega a su fin… vuelta a casa, después de 18 días, de más de 4.700 km, cuatro países y un montón de anécdotas para contar.

No quiero olvidarme de agradecer a mis compañeros de ruta, Loreto y JB, los buenos ratos que hemos pasado viajando y sobre todo a Raquel, que no solo me soporta todo el camino sin una queja, sino que además me anima a preparar el siguiente viaje. Y ahora… ¿dónde planeamos el próximo? Se aceptan recomendaciones.

Páginas

Más información

DosMares, la ruta en moto por los Pirineos

10.08.2017 | Rutas
Entre el 11 y el 15 de octubre tendrá lugar una ruta turística por los Pirineros, organizada por Ducati, para motos de más de 250 cc.
 

Destination Yamaha Iceland: Un viaje inolvidable

20.07.2017 | Rutas
Los 18 aventureros españoles se despiden de Islandia, en un último día en Reikiavik donde tendrán que dejar sus motos en los containers y aprovechar las últimas horas para comprar regalos para la familia.
 

Comentarios de Facebook