15. Agosto 2017 - 13:01 | solomoto.es | Rutas
Roberto Chinarro

Como de costumbre, dedicamos los días anteriores a poner a punto las motos, equipajes variados para frío y calor, y sobre todo a preparar toda la logística del viaje. En este caso, Raquel y yo iremos en nuestra Ducati Multistrada 1200 S y JB en su BMW F 800 GS. Seguramente habrás leído sobre gente que hace 500-600 km diarios. No es nuestro estilo.

Cuando preparamos la ruta, no solemos pensar en etapas más allá de 250 a 300 km. Esto nos deja tiempo para ver las ciudades a las que llegamos o improvisar alguna nueva visita por el camino. Salimos el viernes a media tarde desde Madrid, rumbo a Zaragoza. Es casi siempre parada obligatoria de camino a la frontera francesa. Con otra parada en Girona estamos ya en ruta rumbo a Avignon, ciudad histórica donde las haya y que os recomiendo visitar.

Y no solo por lo espectacular de la ciudad, el palacio de los Papas y sus puentes, sino porque justo al lado se encuentra uno de los puertos más impresionantes que puedes disfrutar: El MontVentoux (1.911 m). Una gran montaña que vas viendo aparecer desde kiló- metros de distancia y que va perdiendo la vegetación a medida que asciendes, hasta convertirse en un paisaje lunar.

Otra recomendación, subid a última hora de la tarde si queréis disfrutar del puerto. Por las mañanas está muy concurrido tanto de tráfico como de ciclistas. Además, la bajada con la puesta de sol es digna de recordar. Continuamos hacia el norte remontando el Ródano por carreteras secundarias.

Próxima parada, visitar Lyon. Empiezan a aparecer las nubes en el horizonte y nos salvamos de una buena tormenta, justo al llegar al hotel. Nuestra ruta continúa dirección Chamonix, que será nuestro campo base durante un par de noches. Esta vez fue imposible esquivar el agua. Aun equipados para ello, no había forma de soportar la tremenda tromba, que nos hizo circular a menos de 60 km/h por la autopista hasta un área de servicio

Por fin en Chamonix aparece tímidamente el sol y se empieza a ver el gran glaciar del Montblanc. Recogemos de un buzón nuestra llave del apartamento y nos damos un paseo por este emblemático pueblo alpino. Al caer la tarde, las calles se vuelven peatonales y se llenan de gente. El día siguiente lo dedicamos a recorrer la zona y subir a la Aguja del Mediodía, un impresionante mirador a 3.842 metros de altura, al que se accede a través de dos teleféricos.

Las vistas del Montblanc hacen que merezca la pena. Y para los que aún no se creen el cambio climático, basta con acercarse a los glaciares de la Mer de Glace y ver los carteles de donde estaba la nieve en los noventa, para ver que el glaciar ha perdido entre 20 y 30 metros de altura… a ver cuánto dura.

Páginas

Más información

DosMares, la ruta en moto por los Pirineos

10.08.2017 | Rutas
Entre el 11 y el 15 de octubre tendrá lugar una ruta turística por los Pirineros, organizada por Ducati, para motos de más de 250 cc.
 

Destination Yamaha Iceland: Un viaje inolvidable

20.07.2017 | Rutas
Los 18 aventureros españoles se despiden de Islandia, en un último día en Reikiavik donde tendrán que dejar sus motos en los containers y aprovechar las últimas horas para comprar regalos para la familia.
 

Comentarios de Facebook