19. Julio 2017 - 10:09 | solomoto.es | Rutas

"Hoy nos levantamos con la morriña y tristeza del final de esta aventura. Desayunamos compartiendo los ruidos escuchados durante la noche, de las diferentes aves y de la lluvia recien caída.

Nos damos una tregua para salir, para dejar que las tiendas se sequen ya que una vez recogidas permaneceran un mes en el contenedor con las motos y podrían coger hongos.

Una vez repostados nos ponemos en marcha bajo un amenazante cielo gris de tormenta que nos deja finas cortinas de agua a su antojo. Entre carreteras y pistas llegamos a la iglesia de Búdhir, una iglesia perdida en medio de un desierto de tierra volcánica acompañada de un paisaje de volcanes nevados y un mar azul celeste en el fondo. 

En frente de la iglesia encontramos la cascada de Bjarnarfoss, visible desde la carretera, y que con el fuerte viento parecía que se creaba una nube de agua constante a su alrededor.

Antes de finalizar los 183km para llegar a la cascada de Hraunfossar, en una pista estrecha vemos a lo lejos una manada de caballos cercados a pie de la pista y gente que se asoma al oir nuestra llegada.

Cautelosos nos hacen señas de ir despacio, pero ante tal peligro decidimos detener los motores de las Superteneres para no asustar a los 80 o 100 caballos.

Dialogamos con los jinetes y curioseamos mutuamente, uno de ellos nos ha visto en la tv local durante la entrega de la placa en memoria de los balleneros vascos.

Ya en la cascada observamos que parece que el agua salga de la tierra y es por eso que su nombre significa Cascadas de Lava en Islandés.

Aprovechamos para tomar un café calentito y continuar la marcha hacia Deildartunguhver, un manantial de de aguas termales con el mayor caudal de Europa. El agua emerge a unos 100 grados y se canaliza para ser utilizada en calefaccion local de pueblos a más de 60km. Huele a azufre y no es nada agradable...visita corta y seguimos! 

Ya vamos dirección Reykjiavik, pero para finalizar la aventura, Islandia nos ofrece de nuevo paisajes de una belleza asombrosa al recorrer los fiordos del norte de Reykjiavik, con carreteras sinuosas y con cambios de rasante vertiginosos, que con el viento que nos azota nos complica un poco el pilotaje. 

Con una sonrisa de oreja a oreja por haber conseguido cerrar la aventura a la perfección, nos disponemos a recojer los equipajes y limpiar las motos del barro incrustado, pues mañana nos queda entregar las motos en el puerto y despedirnos de ellas por un mes aproximadamente."

Más información

Destination Yamaha Iceland: Expedición por el volcán Snæfellsjökull

18.07.2017 | Rutas
El equipo de moteros se atrevió a cruzar muy cerca del volcán Snæfellsjökull con sus Superténéré, pese a las complicadas condiciones climatológicas que suelen acechar esa zona. Los intercomunicadores fueron esenciales para coordinarse entre ellos.
 

Destination Yamaha Iceland: Colocando la placa conmemorativa

17.07.2017 | Rutas
Llegó el día más importante del viaje en el que la expedición de Destination Yamaha Iceland ha logrado alcanzar Bolungarvik, el pueblo donde murieron los balleneros vascos en 1615.
 

Destination Yamaha Iceland: Llegada a la costa dónde murieron los balleneros vascos

16.07.2017 | Rutas
El equipo de Destination Yamaha Iceland ya está por la zona dónde tuvo lugar la matanza a los balleneros vascos, tras muchos días y un recorrido de casi 3.000 kilómetros por Islandia.
 

Comentarios de Facebook