13. Enero 2018 - 17:36 | Judit Florensa | Pruebas

El scooter tres ruedas de Yamaha aterriza mejorado, adaptado a la Euro 4 y con cambios estéticos y de detalles. Segura y superestable como siempre, sigue siendo una genial opción urbana tanto para los rookies que hagan sus primeros kilómetros en moto como para aquellos que acumulen más experiencia y quieran una opción práctica, cómoda y eficiente para la ciudad.

Yamaha nos invitó a probar su gama Urban Mobility –Tricity, Nmax, D’light y YS 125– en la capital italiana. Recorrimos Roma de punta a punta durante horas, y ya se sabe que el asfalto allí no está en las mejores condiciones del mundo… Numerosas zonas de adoquines o pavimento roto, grietas, socavones, zonas desgastadas. Esto fue lo que ayudó a comprobar las virtudes y ventajas que proporciona el tercer punto de apoyo de la Tricity. Sorprende lo fácil que se escabulle entre el tráfico de la ciudad y lo bien que absorbe los baches. Por no hablar de los días de lluvia. Puedes inclinar todo lo que quieras y hacer las curvas rápido, que no se te irá de delante.

Hay mucha gente reacia –entre los que me incluía–, porque da la sensación de que pierde en parte la esencia o practicidad de las motos, pero es todo lo contrario. Frenas con las ruedas giradas y se aguanta perfectamente, puedes inclinar y abrir gas sin preocuparte porque siempre se aguanta con aplomo. Contribuye a incrementar la seguridad y sin que esto suponga una merma en las prestaciones, además de gozar de todas las comodidades que proporciona su ergonomía y otras características como la plataforma plana, el correspondiente gancho portabolsas retráctil o la toma USB.

A pesar del aspecto algo gordito, es bastante ligera y pesa solo 164 kg. Esto supone un incremento en 10 kg respecto a su antecesora. El tamaño del asiento y la capacidad del cofre también han aumentado, del mismo modo que las llantas: de 13 a 14 pulgadas delante y de 12 a 13 detrás. También ha habido cambios estéticos, como en las estriberas de los pasajeros y el guardabarros, o en el chasis, cuya distancia entre ejes es ahora 40 mm más larga. Los faros led o el renovado motor 125 con la tecnología Blue Core, que garantiza una mayor eficiencia y reducción de emisiones, son otras novedades.

Con este cambio, aumentan las prestaciones en 1,2 CV de potencia y 1,4 Nm de par motor, y sigue siendo igual de fino que antes. El diseño no deja a nadie indiferente por su línea elegante y moderna y su aspecto llamativo. Además, tienes cuatro colores a elegir, dos de ellos más discretos o clásicos –gris mate y blanco– y el otro par de lo más chillones –amarillo fosforito y azul–, que realzan todavía más su figura. El Tricity es, sin duda, el más llamativo del grupito Urban Mobility.

Más información

Yamaha Tricity 125 2017, el tres ruedas se renueva

16.05.2017 | Pruebas
El simpático scooter urbano de tres ruedas mejora para esta temporada con pequeños detalles, ya es Euro 4 y no pierde su pragmatismo y agilidad.
 

Comentarios de Facebook