17. Mayo 2017 - 10:08 | Judit Florensa | Pruebas

El D’elight 125 externamente no cambia para este año, ya que solo se actualiza para superar la Euro 4. El resto de componentes son los mismos y solo hay cambios cromáticos.

La gama Urban Mobility es el conjunto de modelos con el que Yamaha dispara directamente a los usuarios que necesiten una moto para sus desplazamientos diarios en la ciudad. Y con este modelo destacan especialmente los números sobre el tipo de usuarios: 52% de clientes que hacen sus primeros kilómetros a dos ruedas, y también las mujeres, cuyo porcentaje es superior al de los hombres (57 versus 43%).

Del grupo urbano que presentaron en Roma y con el que tuvimos que recorrer la ciudad de punta a punta, este scooter es el más compacto y ligero. Las dimensiones facilitan enormemente la vida en la ciudad, garantiza la seguridad de llegar perfectamente con ambos pies al suelo, y es ligera como pocas, ya que es la única que no llega a las tres cifras (99 kg).

Pero no por ser pequeño es incómodo o poco práctico. Todo lo contrario. Comodidad en marcha y un cofre generoso de 37,3 kg, además de la plataforma donde también podrás colocar lo que quieras, como un bolso. El conocido motor 125 Blue Core –Euro 4- funciona correctamente y los frenos responden bien, aunque es algo blandita de suspensiones.

Como podéis observar en la foto, es mono y simpático. Y, bueno, simpático también es su precio de 2.499 euros, además de los reducidos consumos que te ayudarán a cuidar tu bolsillo.  Lo puedes elegir en tres colores distintos y añadir los accesorios que desees para adaptarla a tus necesidades. Además de la más compacta del grupo, puedes elegir entre cuatro modelos más de la gama urbana: Tricity 125, Xenter, N-Max 125 y la YS 125.

Yamaha

Comentarios de Facebook