11. Noviembre 2017 - 18:34 | Judit Florensa | Pruebas

Las trail siempre han transmitido la imagen de moto grande donde las haya. Gran cilindrada y envergadura, y solo al alcance de aquellos más expertos o con licencia A. Pues bien, Suzuki ha querido desmontar este estereotipo y ha fijado su objetivo en el carnet A2 para acercar esta modalidad a un segmento algo desamparado por el momento. Después del nacimiento de la exitosa V-Strom 1000 en 2002 y de la 650 dos años más tarde, llega ahora la benjamina del clan.

Como podéis ver en las imágenes, guarda un parecido considerable con sus hermanas mayores, pero todo queda en una cuestión de apariencia. También comparten esencia y ADN rutero y, en parte, todoterreno, que consiguen con características como la gran capacidad de carga, del depósito o la adaptación de sus componentes a las exigencias de esta modalidad. Eso sí, con una potencia más contenida, medidas más compactas y más asequible en cuanto a compra y mantenimiento.

Este modelo facilita el acceso a una trail, una forma de empezar a hacer kilómetros con todas las garantías y que, además, por sus características, podríamos decir que gana en versatilidad.

Con esta V-Strom 250 –que hereda el nombre pero que es bicilíndrica en paralelo y no en V– podrás empezar a hacer tus primeras rutas, con total comodidad, con unas medidas que ayudan a dominarla con una respuesta dócil del motor perfecta para no llevarse sustos, etc., pero con un buen comportamiento. 25 CV bien entregados desde bajas revoluciones, que se aprovechan gracias a una caja de cambios con las relaciones muy juntas y cortas –antes de los 80 km/h ya vas en sexta–.

La respuesta de la frenada y del ABS, así como las suspensiones, es correcta, aunque quizá eché en falta algo de rigidez en el tren delantero en los tramos más bacheados. Circulamos por distintos terrenos de Silverstone y alrededores con motivo de la presentación de esta nueva gama de Suzuki. Kilómetros y kilómetros por autovía, rutas alternativas, tramos semiurbanos, caminos de off-suave… y todo ello bajo un sol radiante, una buena forma de comprobar todas sus facetas.

En las zonas más rápidas nos pudimos beneficiar de una ergonomía cómoda y natural, con una altura de asiento reducida y con un manillar notablemente elevado. Con ello se consigue una posición relajada que no castiga la espalda y una posición que aporta sensación de dominio y control de la moto. En estos tramos a ritmillo se agradece mucho la pantalla, que evita el sufrimiento del cuello y los hombros (como pasa con las naked) y evita las turbulencias y sacudidas del casco.

En carreteritas secundarias y caminos castigados comprobamos su agilidad, estabilidad en la frenada y en el paso por curva, aunque, como he comentado antes, la horquilla es algo blanda. Absorbe bien los baches, pero después tiene un efecto flaneo algo molesto. Este problema no es tan notable en los tramos de off. De pie o sentado, como más cómodo y seguro te sientas, notas que tienes un control sobre ella y que la puedes llevar por donde se te antoje, siempre y cuando no sean pistas especialmente complicadas.

Y, por último, ya sabemos que las trail no están hechas para la ciudad, aunque a menudo las veamos aparcadas en las aceras y circulando arriba y abajo entre coches y semáforos. Hay gente a la que le gusta la estética, las prestaciones, el aplomo y lo señorial que es, y por eso la utilizan para el día a día. En este aspecto, esta 250 cc gana algo de terreno a las de mayor cilindrada por ser más facilona gracias a su tamaño, prestaciones y peso, por lo que creo que no tendremos que esperar mucho tiempo para verlas por la urbe de lunes a viernes y haciendo kilómetros durante el fin de semana.

Gran capacidad de carga

Que sea la V-Strom de menor cilindrada no quiere decir que por ello tenga menos capacidad de carga. De hecho, puedes igualarla a la 650 o a la 1.000 con el top case, las maletas laterales y la bolsa sobredepósito. Aparte de convertirla en una buena mula de carga, la puedes hacer tuya añadiendo algunos de los accesorios que Suzuki pone a tu disposición, como los paramanos. Da el pego y realmente no parece una 250 cc… Tendrás que acercarte para saber de cuál se trata.

Más información

Comparativa: Ducati Multistrada 950, Honda Africa Twin DCT, KTM 1090 Adventure, Suzuki V-Strom 1000 XT

08.09.2017 | Comparativas
A medio camino entre los pesos pesados de la categoría existe un reducido grupo de maxitrails de gran cilindrada que parecen haber dado con la clave del éxito. ¿El truco? Renunciar a la exclusividad y mantenerse un paso por detrás de sus caras y elitistas hermanas de cilindrada.
 

Suzuki V-Strom 650 XT: Más aventurera

15.08.2017 | Pruebas
La nueva V-Strom 650 en versión XT se presenta con muchas mejoras en todos los aspectos, una nueva decoración inspirada en las exitosas Suzuki de off-road de los setenta y mejor preparada para grandes aventuras.
 

Suzuki V-Strom 1000 XT: Buena alternativa

24.06.2017 | Pruebas
La nueva Suzuki V-Strom llega este año con nuevos aires y algunas novedades para seguir confirmándose como una de las mejores alternativas entre el emergente mercado de las grandes trail.
 

Comentarios de Facebook