5. Noviembre 2017 - 17:30 | Judit Florensa | Pruebas

En una época complicada para las deportivas, Suzuki hace una apuesta arriesgada en este segmento y presenta dos nuevos miembros de la familia GSX, la R y la S, de 125 cc. Con ellos esperan llamar la atención de todos aquellos que quieran empezar en esto de las motos con un producto con todas las garantías. Una fórmula correcta –y necesaria– para crear futuros moteros que le devuelvan al mercado de las dos ruedas la salud que ha ido perdiendo en estos últimos años.

Pues bien, después del pasado GP de Silverstone, los pilotos del equipo Suzuki, Andrea Iannone y Álex Rins, se quedaron un día más y probaron en primicia esta pequeña R. Eso sí, en el Stowe Circuit, un trazado en el interior del recinto del circuito británico, un escenario lo suficientemente ratonero como para probar su lado canalla y con rectas no muy largas para no aburrirte gas a fondo.

Cuatro días después pude comprobar en mis propias carnes las prestaciones de esta deportiva. Tuvimos una jornada soleada de tandas durante todo un viernes en el que nos desmadramos un poco para poner a prueba sus bondades. Disfrutamos de tremendos piques, como si estuviésemos en plena Copa Suzuki 125 (que, por cierto, no sería una idea descabellada).

En recta tira lo que tira –no hay que olvidar la cilindrada–, pero su comportamiento en las zonas reviradas es efectivo, divertido y fácil. Cuatro o cinco vueltas nos bastaron para conocer el trazado y hacernos a esta mini-Superbike/ GSX. Es pequeñita pero si te pones en modo racing, te puedes acoplar bien y aprovechar sus ventajas aerodinámicas.

Es tan peso pluma que los cambios de dirección y los movimientos para entrar o salir de curva no castiga apenas brazos y piernas, por lo que se reduce el cansancio. Al ser tan estrechita, tuve dudas sobre la estabilidad, pero resultó mantenerse firme en todos estos cambios bruscos derivados de la conducción en circuito y de los piques, que obligan a apurar y rectificar constantemente.

La frenada es correcta, aunque en circuito eché algo de menos un poco más de potencia, pero realmente no es necesario, porque en circulación urbana y en carretera no la llevas tan al límite o no exiges hasta ese punto. Lo mismo pasa con el resto de los componentes, como sería el caso de las suspensiones, que son más que correctas en la circulación normal.

Que no te engañe la apariencia deportiva, porque en ciudad no tiene nada que envidiar a muchas otras motos y modalidades creadas especialmente para ese medio. Por ejemplo, la altura de asiento, que es bajísimo (con 785 mm es la más reducida del segmento), te da esa seguridad de remar y maniobrar con las piernas de forma sobrada.

También la finura del motor, que no vibra nada, que estira y responde bien. Sin olvidarnos de lo estrecha que es –ideal para sortear el tráfico–, a lo que se le une un ángulo de giro (de 35º, que es notable para tratarse de una deportiva). Otras cuestiones interesantes son la capacidad del depósito de 11 litros para que no tengas que parar a repostar cada dos por tres o bien la electrónica y tecnología digna de las mayores de la familia. Display full LCD y completo, iluminación full led, sistema de arranque keyless con llave remota, o el denominado one-push engine start, rápido y efectivo y para el que solo basta un toque en el botón para ponerla en marcha.

La hermana naked

En la presentación también probamos la hermana naked, la GSX-S 125, con la que comparte prácticamente la totalidad de sus componentes. El cambio se basa en la evidente falta de carenado y en la posición de conducción, una ergonomía menos deportiva, mucho más relajada y enfocada a asegurar el confort en marcha. El manillar de tubo y su altura también son un buen aliado para dar un plus de seguridad a aquellos más inexpertos. También cambian otros pequeños detalles, como que no está dotada del sistema keyless. Está disponible en el llamativo diseño racing de MotoGP –por 100 euros más–, en negro o rojo.

Más información

Las Suzuki GSX-R125 y GSX-S125 ya a la venta

26.10.2017 | Noticias
Las nuevas deportivas de baja cilindrada de Suzuki ya están disponibles, y tienen un precio especial gracias a la promoción de lanzamiento.
 
IANNONE & RINS RIDE THE NEW GSX-R125

Iannone y Rins prueban la nueva Suzuki GSX-R125

30.08.2017 | Vídeos
Los pilotos del equipo Suzuki Ecstar han probado en Silverstone el nuevo modelo de calle de la GSX- R125.
 

Comentarios de Facebook