24. Julio 2014 - 19:40 | Jordi Hernández | Scooters
J.C. Orengo

Estaba cantado, la presentación del nuevo Maxsym 600i ABS y una se­gunda versión denominada Sport, por parte de Sym, era sólo cuestión de tiempo, ya que incluso antes del lanzamiento de su hermano menor, el Maxsym 400 cc, ya se sabía de su existencia. Y es que, como los propios dirigentes de Motos Bordoy (el importador oficial de Sym para España) pudieron afirmar, el desarrollo de ambos modelos se llevó a cabo de forma conjunta, aunque por exigencias del mercado europeo, fue el cuatrocientos el primero en aparecer. De hecho, la base del proyecto fue nuestro invitado de hoy, así que si alguno de vosotros pensaba que el Maxsym 600i no es más que un 400 engordado, va muy desencaminado, pues se trata de todo lo contrario.

La referencia

El nuevo buque insignia del fabricante taiwanés está diseñado para cumplir las funcio­nes de un scooter y una moto al mismo tiempo; a pesar de ser un maxiscooter de gran cilindrada, goza de la fácil conducción, confort de marcha y lujo de los primeros, mientras que en carretera, gracias a su buena configuración técnica, demuestra una conducción con la calidad de una moto. Todo ello ha girado en torno a un motor monocilíndrico de última generación; hoy por hoy, el más potente, con 45 CV, de su categoría. Su configuración es exactamente la misma que la de su hermano menor, aunque Sym lo ha dotado con unas medidas internas del cilindro (diámetro por carrera) algo mayores.

Tras las debidas modifi­caciones, por ejemplo, en transmisión o en los parámetros de inyección para adaptarlo a las nuevas especificaciones, y con sofisticaciones tan propias de Sym como el recubrimiento cerámico del cilíndrico o la distribución SOHC para una mejor entrega de par, el nuevo propulsor de exactamente 565 cc se encuentra preparado para hacer frente a la competencia desde una po­sición de privilegio. Y es que como nosotros mismos pudimos comprobar en la presentación oficial del modelo, llevada a cabo la pasada semana en las cercanías de la preciosa ciudad de San Sebastián, mecánicamente, el Maxsym 600i ABS se comporta de forma excelente, con una respuesta muy buena en medios y bajos, y, a pesar de tratarse de un monocilíndrico de alta cilindrada, con una rumorosidad y nivel de vibraciones muy bajas. Tiene potencia de sobras para afrontar cualquier tipo de desplazamiento sin problemas, con un desarrollo lo bastante largo para mantener altas velocidades de crucero o, como ya hemos dicho, con el empuje nece­sario para devorar sinuosos tramos de curvas a un ritmo muy elevado.

Páginas

SYMSYM MaxsymMaxiscooter

Más información

Sym Wolf 250i, una utilitaria ideal

13.03.2014 | Pruebas
La nueva Sym Wolf 250 i es una moto urbana de las de antes; práctica, fácil y fiable. Además, por si fuera poco, llega muy bien equipada y se puede conducir con el nuevo carnet A2. Como veis, buenos argumentos no le faltan a esta solvente y asequible utilitaria.
 

Comentarios de Facebook