26. Marzo 2014 - 11:48 | Jordi Hernández | Scooters
Santi Díaz

Fabricantes de prestigio como Sym, Yamaha o Kymco han lanzado novedades muy importantes en estas últimas fechas con motores de 400 cc, un puente entre los 250 y los 500 cc, pero Honda ha decidido que su monocilíndrico de casi 300 cc se sobra y se basta para mover con soltura su scooter GT de referencia. La apuesta de la firma del ala dorada no es de extrañar tras dotar al Forza con un propulsor tan conocido como el monocilíndrico 4T LC SOHC 4V heredado del Honda SH 300i.

Es un scooter de líneas muy limpias y elegantemente rematado, con un armonía de formas que entra muy bien por los ojos. Frontalmente es espectacular. Las dos bombillas de 35/35 W de su doble faro se iluminan al unísono, y, junto a los intermitentes, que también actúan de luces de posición, hacen que lo reconozcamos rápidamente. Detrás se mantiene el doble piloto de ediciones anteriores, aunque en esta ocasión se ha dado forma a un conjunto mucho más elegante y vistoso.

Aunque no es ni de lejos uno de los modelos más grandes de su categoría, sus creadores han logrado dar con una posición de conducción comodísima y muy espaciosa independientemente de la estatura del conductor. Esto se debe en gran parte al asiento, que, por su gran tamaño, ocupa un tanto por ciento muy grande del volumen total.

Gracias a su cuidada ergonomía, es muy fácil sentirse cómodo sobre él; posee un apoyo lumbar muy acogedor y, en cuanto a altura, sólo se encuentra a 716 mm del suelo. Por otro lado, la plataforma es lo bastante alargada y espaciosa como para que podamos estirar las piernas, y el manillar de tubo descubierto y muy bien situado permite reposar los brazos de una forma cómoda. De hecho, el único punto mejorable es la protección aerodinámica en lo referente a la parte alta de cuerpo, y es que mientras que las piernas están muy bien cubiertas, la parte alta del casco y los hombros quedan un poco desprotegidos por culpa de su atractivo pero bajo parabrisas ahumado.

Suspensiones suaves

Es un modelo de última generación, pero es práctico, pensado para ciudad y sus alrededores. Y es que la clave de su elevado confort no se encuentra exclusivamente en su posición de conducción. El nuevo chasis, con una geometría de dirección bondadosa que lo hace muy manejable, sumado a una distancia entre ejes de 1.546 mm, lo dota de una magnífica agilidad urbana y un radio de giro cerrado que simplifica las maniobras a la hora de movernos entre atascos. Si a todo ello le sumamos una altura de llantas y grosor de neumáticos intermedios, para que disfrute una mayor manejabilidad a baja velocidad sin penalizar su estabilidad en el paso por curva, comenzaremos a entender cuáles son las intenciones del Forza.

Teniendo en cuenta que gran parte de su vida útil se va a desarrollar en ciudad, los técnicos de la marca han optado por un sistema de suspensiones de tacto muy suave. De este modo es capaz de circular por asfalto muy bacheado casi sin inmutarse. Por el contrario, en carretera, pueden llegar a dar la sensación de ser, quizás, un poco blandas; esto se nota a la hora de entrar en curva o al gestionar virajes rápidos, donde el tren posterior se mueve un poco. En cuanto a la frenada, no hay nada que objetar: gracias al sofisticado sistema combinado ABS+CBS (opcional) tanto la potencia como la seguridad están aseguradas. El CBS se encarga de repartir la frenada y el ABS evitará bloqueos en asfalto mojado o deslizante. Y con asfalto seco, su baja intrusión no interfiere lo más mínimo. 

Uno de los grandes atractivos de este nuevo Forza es el motor del SH 300i, no sólo por el incremento de potencia respecto al anterior dos y medio, sino por la calidad tecnológica y las buenas cifras esgrimidas en la reducción de consumos de combustible (consume entre 4 y 4,5 litros) y en emisiones contaminantes. Esta nueva mecánica aporta al Forza una calidad de funcionamiento exquisita, y la rumorosidad mecánica es prácticamente nula. 

es tal, que sus brillantes prestaciones pasan un poco desapercibidas: el incremento de velocidad no se corresponde con la extrema sensación de suavidad que tendremos en ese momento. A pesar de ello, la entrega es inmediata, desarrolla sus algo más de 24 CV de forma muy lineal y progresiva, y, aunque no posee el brío de sus rivales, goza de unas prestaciones considerables.

Calidad, por supuesto 

Con esta nueva versión, Honda también se ha replanteado un poco el estilo de su nuevo Forza para hacer de él un GT un poco más asequible y al alcance de todos los bolsillos sin bajar la calidad. El nivel de equipamiento es muy alto, aunque no tiene el Smart Card Key o el cambio secuencial del Forza 250 EX –la verdad, no se echan de menos–. El cofre bajo el asiento es más espacioso (62 litros) y caben dos cascos y más cosas. De hecho, su volumen interior hace necesaria la incorporación de una luz de cortesía que, por el momento, no tiene.

Además, monta dos guanteras –la izquierda con cierre independiente, de un litro de capacidad y con toma de corriente de 12V–, pulsador para abrir el asiento y la guantera, antirrobo electrónico HISS y un lujoso tablier magníficamente dotado incluso con ordenador de a bordo, que, además de poseer las funciones típicas, nos informará hasta de los consumos instantáneos.

El Forza sigue siendo un valor seguro, vale cada uno de sus euros, y, lo mejor, lo hace con su propio estilo.

 

Más información

Solo Scooter número 164, ¡ya a la venta!

04.02.2014 | Revista
El primer Solo Scooter del año ya está en tu quiosco. Una revista que llega llena de novedades, con la prueba a fondo de los últimos scooters que han llegado a nuestro mercado y con un completo informe de las matriculaciones registradas durante pasado año, además de las secciones fijas habituales dedicadas en exclusiva al mundo del scooter.
 

5 "scooters" de ciencia fición para que te miren

02.01.2014 | Noticias
Si lo que te mola es que la gente se te quede mirando cuando estés parado en un semáforo, te proponemos cinco sugerencias, a cuál más diferente y, alguna, extravagante.
 

Comentarios de Facebook