20. Enero 2018 - 17:29 | solomoto.es | Pruebas
Ot Monsonís

El MX Pro Tour nos ofrece por cuarto año, la posibilidad de disfrutar de una larga jornada de test con los nuevos modelos Yamaha MX 2018. Esta vez fue en Toledo, en el MX Park Sonseca, en condiciones óptimas de terreno blando y perfectamente fresado. Fue una jornada acompañada del siempre cercano Carlos Campano y de unas unidades de 250 (YZ/ YZF) sin apenas cambios y de una novedosa electroestimulada Yamaha YZ450F.

La nueva crossera tiene un primer contacto visual muy positivo, estrechez total, líneas afinadas con resistente plástica en poliamida, llantas anodizadas en azul de dimensión Factory y, ¡por fin!, arranque eléctrico.

El ya imprescindible botón mágico nos descargará presión y agotamiento físico en competición, pero hoy nos dará salida para entrar con impaciencia en pista. Ya en marcha, a los pocos metros, ya percibimos un sentimiento de unidad del conjunto, nos parece haber conseguido formar un solo elemento moto-piloto y nos ha permitido un gran control sobre el terreno nunca visto en modelos anteriores.

Estas cualidades son el resultado de un chasis más compacto, asiento pequeño y plano y una optimización en la centralización de masas, con el que podemos tener un mayor control en aceleración y mucha más eficacia en las frenadas dirigidas. La ergonomía ha avanzado notablemente, todo es más natural y se maneja mejor con las piernas cuando conducimos de pie, muy habitual en circuitos blandos de arena o barro.

El pilotaje es definitivamente más intuitivo y nos muestra sobre las roderas que ha ganado en facilidad de pilotaje; en la entrada, aumenta la precisión y equilibrio y, en la salida, con mayor progresividad nos ocasionará menor fatiga. El conjunto se muestra vivo, mucho más ágil, y proporciona confianza para lanzarse en las curvas sin retenerse, aunque encontramos una leve sensación chopper, anecdótica, como si trabajara más la parte trasera que la delantera.

Puede que la horquilla de muelles funcione algo cerrada, aunque absorbiendo correctamente todo tipo de irregularidades y perfectamente los grandes impactos. La gran manejabilidad en las curvas no sorprende tanto como en los saltos, aquí se comporta como una pequeña 250, como una bici de descenso, con una perfecta exactitud en la colocación y nobleza que te permite arriesgar con máxima seguridad.

El motor conserva la misma base, aunque renovando entre otras: culata, árbol de levas, biela, pistón, etc., para llegar a un objetivo importante: optimizar el control. Su reputación de falta de dulzura se corrige para 2018: ahora la respuesta es más explotable, con suavidad a bajo régimen y de comportamiento más lineal en medios.

Esto implica menor pánico, con una respuesta fácil y bajo control, aunque no hay que olvidar que sin perder prestaciones estamos pilotando una 450: un contundente golpe de gas en una curva nos catapultará irremediablemente a la siguiente, eso sí, con un excelente feeling en el puño de gas. Ahora este nuevo motor nos permitirá atacar más y mejor que en el pasado, no es tan exigente y nos fatigará en menor medida, creo que imprescindible para elegir una 450.

En zonas de velocidades medias y sobre todo en terreno blando encontramos un mejor compromiso del cambio de marchas, ahora con una 2ª, 3ª y 4ª algo más largas con las que obtenemos mayor velocidad con menor riesgo.

Pero hay algo más… Yamaha se presenta al futuro con la novedosa unidad CCU, un dispositivo de comunicación directa con nuestro smartphone: a través de su aplicación Power Tuner podremos acceder a todo tipo de reglajes de la centralita electrónica, tanto genéricos como personificados, sin correr riesgos de perjudicar la mecánica.

Podremos adaptar el comportamiento del motor al propio estilo de pilotaje y a todo tipo de trazados y condiciones –incluso añadir anotaciones de cada circuito–. Además, es de gran utilidad como herramienta de mantenimiento para los cambios de aceite, pistón, etc. Con este avance, la YZ450F 2018 es la primera MX a la venta, con una app inalámbrica para afinar el motor.

Esta nueva Yamaha YZ450F de última generación es una verdadera innovación, una buena compañera para los más y menos jóvenes y para los más y menos expertos. Está pensada para todos los que necesitan tener el control total de la moto, que a la postre es la mejor manera de sacar un máximo partido.

Para alimentar el motor de arranque incorpora una pequeña y ligera batería de litio.

Finalmente la YZ450F incorpora arranque eléctrico, el botón mágico, y se elimina la palanca de arranque.

Ahora tiene una App para ajustar las curvas de potencia y los parámetros de la centralita electrónica a través de tu smartphone.

El motor ha recibido muchos cambios en la culata y ahora está colocado más vertical en el chasis.




 

Yamaha YZ450F 2018Yamaha

Más información

Yamaha YZ450F 2018, con arranque eléctrico y App

13.06.2017 | Noticias
Era lo que nos faltaba, una YZ de cross con una app para modificar la inyección y el encendido, así es la Yamaha YZ450F 2018.
 

Yamaha YZ250F/YZ450F: ¡Impacto!

10.10.2015 | Rutas
En esta temporada 2015, las YZ de motocross están causando un auténtico impacto en todas las competiciones en las que participan. Como muestra, el liderato de Romain Febvre en el Mundial de Motocross MX1 y los diferentes éxitos conquistados en los diferentes campeonatos AMA de MX y SX. La nueva tecnología empleada por Yamaha en sus motos de cross está recogiendo sus frutos.
 

Comentarios de Facebook