9. Octubre 2017 - 17:35 | Judit Florensa | Pruebas

Para cumplir con las exigencias de la Euro 4, el motor del SYM Fiddle ha experimentado numerosos cambios, con los que ha aumentado en potencia y ha conseguido una reducción de emisiones y consumo.

El motor de cuatro tiempos y dos válvulas sorprende en positivo, aunque en orden de marcha la vibración en el tren delantero es notable cuando alcanza los 80-90 km/h. Tampoco es que sea algo preocupante si tenemos en cuenta que en ciudad estos registros se superan en contadas ocasiones.

Como podéis observar en las fotos, y el vídeo, sigue fiel al fuerte look retro que lo caracteriza. Es el vintage de la familia SYM –junto con la misma versión en 50 c.c.–, que luce un marcado estilo italiano, aspecto que se traslada a todos los elementos. Es el caso de la instrumentación, con un cuadro analógico que informa de cuestiones básicas, o del top case, que es del mismo color que el resto del scooter.

El SYM Fiddle III es la prueba de que elegancia y practicidad pueden convivir en perfecta armonía. Este 125 es una opción 100 % urbana para el día a día y para tu tiempo libre. Detalles como la plataforma plana, la capacidad del cofre para un casco tipo jet, el top case, el gancho portabultos retráctil, la escasa altura del asiento al suelo o la apertura del cofre a distancia mediante un botón la convierten en un buen aliado para tus quehaceres diarios, siempre sin perder el estilo.

En definitiva... Compacta pero completa y fácil de conducir y maniobrar. Es bajita, ligera y permite hacer pie sobradamente. La comodidad del piloto está asegurada en orden de marcha –a no ser que tengas piernas extra largas–, del mismo modo que el pasajero. Este podrá apoyar los pies en unas estriberas plegables y, aunque el reducido tamaño del scooter hace pensar lo contrario, el espacio disponible garantiza también su confort, para lo que ayudan además otros elementos como el respaldo del baúl.

El SYM Fiddle III es económico en todos los sentidos, ya que lo puedes adquirir por 2.399 euros, pero, además, el bajo consumo –apenas supera los tres litros a los 100 km– y los reducidos costes de mantenimiento contribuirán también a cuidar tu bolsillo.

Muy amplia y práctica la guantera que encontramos frente a las rodillas.

En el cofre cabe un jet pequeño, aunque de serie cuenta con un top case de 33 litros.

Tablier muy sencillo, de estilo retro y con la información justa, sin excesos.

Un buen detalle es la incorporación de unas tiras de leds, a modo de daylight, en el frontal.

SYM Fiddle IIIPrueba

Comentarios de Facebook