12. Noviembre 2016 - 17:05 | Alex Medina | Pruebas
Fotos: Santi Díaz

Cuando le propusimos a Jordi Torres hacer una prueba de la BMW S 1000 RR estándar para que nos explicara sus sensaciones con respecto a la moto que pilota habitualmente en el Mundial de Superbike, nos respondió con una sonrisa: “¡Cuando quieras!”. Dicho y hecho.

La cita fue en el Parcmotor de Castellolí; Jordi se pasó por la redacción de Solo Moto a recoger la moto personalmente, pues quiso llevarla él mismo hasta el circuito, donde hicimos una intensa sesión de fotos y pruebas.

El piloto de Rubí se considera un motero con suerte, pues ha llegado al Mundial, que sin duda es el sueño de muchos moteros. Y además de rodar en circuito, quiso probar la S 1000 RR por carretera, pero, eso sí, con sus propias reglas.

La experiencia con Jordi fue muy interesante y vale la pena leer sus impresiones, ya que son tan sinceras como su sonrisa. Al poco de subirse a la S 1000 RR –tetracilíndrica en línea transversal, 4T, LC, 16V, DOHC, IE– hablamos sobre la posición de conducción y a la pregunta sobre si cambiaría alguna cosa, lo tuvo muy claro.

“Personalmente modificaría la distancia del asiento a las estriberas, porque está muy bajo, aunque lógicamente para llegar al suelo es más cómodo y en este tipo de motos también hay que pensar en el uso diario. Creo que a la hora de conducir las piernas quedan demasiado encogidas. Los manillares tienen la altura correcta y yo los abriría un poco más, pues me parece que están demasiado cerrados. De posición no tocaría nada más”.

Se sorprendió del cruise control. Por autopista “el control de crucero es bueno por si se te duermen las manos por las vibraciones”, dijo ante mi sorpresa. “El display se lee muy bien y me encanta esto de que cuando pasas por un túnel se enciende automáticamente”, comentó en referencia al cruzar el túnel del Bruc.

Primeras sensaciones
 

Tras bajar por autovía hasta Castellolí, se sacó el casco y nos dio sus primeras impresiones en caliente. “El freno es potente, el embrague suave y todo está en su sitio y funciona. Es una moto muy agradable, me siento cómodo sobre ella y el cambio es un pasada" –comenta sudoroso–. "Cuanta más apertura de gas, mejor entran las marchas y con una puntita de gas puedes reducir”. Cuando llegamos al circuito decidimos hacer una tanda de cinco vueltas como toma de contacto, antes de la sesión de fotos.

“El antiwheelie y control de tracción están controlados por las mariposas de los cuerpos de inyección, no por corte de encendido, y eso te da la sensación de que vas más lento de lo que toca. Al no haber un corte sino que el rendimiento del motor baja, parece que podrías ir más rápido de lo que vas”.

“La BMW es una moto muy segura, no es nada nerviosa y no es una moto que por configuración te permita entrar en las curvas con la facilidad de otras motos. A la hora de abrir gas tiende a levantarse y los controles electrónicos son muy seguros. Es una moto sobre la que hay que currar, pero que transmite mucha seguridad y confianza. Ese es su ADN. ¿Potencia?, le sobra".

Páginas

Más información

Probamos la Honda Africa Twin con Joan Barreda: ¡Viva la aventura!

05.11.2016 | Off-road
Africa Twin es sinónimo de aventura, o mejor aún: aventura sin límites. Y eso mismo era lo que queríamos descubrir con una prueba especial, uniendo el piloto más rápido de raids con el icono de la mejor rally bike. ¡Joan ‘Bang Bang’ Barreda, divirtiéndose con la Africa Twin!
 

Kymco Grand Dink 125: Misión posible

30.10.2016 | Pruebas
Con la llegada de la Euro 4, Kymco se enfrenta a uno de los desafíos más complicados de los últimos años; buscarle un relevo al Super Dink 125. El sustituto es el nuevo Grand Dink 125, que llega para demostrarnos que sustituir a uno de los scooters GT 125 más vendidos de todos los tiempos es posible.
 

Comentarios de Facebook