9. Enero 2014 - 12:45 | solooffroad.com | Off-road
(Fotos: Husqvarna)

El día se presentaba gris, lluvioso y frío, o lo que es lo mismo, excepcional para la prueba de los 13 nuevos modelos; seis de MX, en un circuito mundialista lleno de barro, roderas, peraltes y grandes saltos, y siete de enduro, en un extremo control horario de 15 km con piedras, raíces, losas y crono de resbaladiza hierba incluida.

A primera vista, la imagen de las motos nos recuerda los gloriosos y nostálgicos años 80, con una base blanca y con detalles azules y amarillos. Siguiendo fiel a su eterno lema “tradición e innovación”, encontramos los nuevos chasis de acero al cromomolibdeno, superligeros, combinados con subchasis en poliamida como principal novedad en el segmento de MX (en el enduro ya se utilizaba) y que garantizan una gran resistencia a los fuertes impactos y posible retorno a su posición inicial. Las suspensiones multiajustables las firma WP para todos los modelos, y nos obsequian con una nueva horquilla WP invertida de 48 mm de cartucho cerrado con cuatro cámaras independientes para las de enduro y también de cartucho cerrado de 48 mm para las de MX, todas ellas con pletinas oficiales de color negro, que nos darán una mejor rigidez y confort al conjunto. En la parte posterior ofrecen un avanzado y nuevo amortiguador WP DCC (Dual Compresión Control), con sistema progresivo de bieletas muy polivalente en todas las situaciones pero particularmente en las secciones rápidas y muy bacheadas. Finalmente las motorizaciones KTM potentes y fiables, ya conocidas y desarrolladas en Mattighofen, con un sinfín de novedades técnicas, nos deleitan con un arranque eléctrico para todos los modelos excepto las TC85, TC125, TC250 y TE125 –de 2T.

Jornada intensa y excitante, el gran camión de Husqvarna Factory abre sus carpas y 13 modelos nos esperan, dos ámbitos bien diferenciados Racing cross y Enduro Extrem.

Empezando en el circuito y tras probar varias unidades, nos damos cuenta de un denominador común: el comportamiento del chasis, frenos y suspensiones es prácticamente el mismo. Sólo pequeñas diferencias, que se pueden atribuir a las distintas motorizaciones, pero que por un igual ofrecen un chasis manejable y preciso sobre todo en roderas, giros cerrados y rápidos cambios de trayectoria. Además brindan una perfecta conjunción del binomio de horquilla –con un primer tacto aparentemente duro pero que una vez en acción nos permite abordar las pequeñas irregularidades y los grandes impactos con una seguridad extrema– y amortiguador trasero de bieletas progresivas –que desmultiplica los impactos secos y duros que tanto cansan y molestan.

Los modelos TC de 2T empiezan con las 85cc de rueda pequeña de 17/14” y grande de 19/16”, unidades que no pudimos probar, pero que mostraban una estampa muy pro y con grandes prestaciones, según el fabricante. La 125, muy competitiva pero a la vez exigente, obliga a no errar con su cambio de seis marchas y embrague de accionamiento hidráulico; su conducción ideal se muestra en la zona roja, donde se estira y corre muchísimo. La 250 se presenta con dos mapas bien diferenciados que permiten conducir con gran fluidez en cualquier tipo de terreno; su motor potente, con buenos bajos y muy explosivo en la zona alta, te incita a ser agresivo, y con un peso muy ajustado se logra un compromiso perfecto. Husky Factory ofrece un kit de potenciación a 300 cc con el fin de poder competir en la nueva categoría de MX3 o con las 450 4T.

4T
Los modelos FC de 4T de MX, con el agradecido arranque eléctrico, cambio de cinco marchas y posibilidad de elegir entre tres mapas de conducción en el manillar, algo que te permite personalizar la reacción del motor de la forma más adecuada, son los más apreciados y solicitados por la prensa.

Aquí nos encontramos con una 250 y 350 muy similares, las más probadas y admiradas, potentes y progresivas, con un motor que no decae, siempre lleno y fácil de llevar y con un plus en la mayor de las dos que nos permite correr en la categoría reina con un compromiso ideal.

Las FC de MX equipan el agradecido arranque eléctrico, cambio de cinco marchas y un botón en el manillar para seleccionar uno de los tres mapas de potencia

La hermana mayor, la 450, no asusta sino todo lo contrario, se deja conducir sin brusquedades, con mucha potencia pero dócil, y te permite avanzar metros sin castigarte, una muy buena arma para un amplio público. Estrena el nuevo embrague DDS de Brembo.

Todas coinciden en su estrechez de conjunto, asiento duro, que proporciona un perfecto desplazamiento, manillar Renthal Fastbar, nueva generación de frenos Brembo, llantas negras Did y filtro Twin Air de grandes dimensiones.

A por las enduro

Cambiamos de escenario: nos espera el rally, la pequeña crono y los siete modelos de enduro, tres TE de 2T y cuatro FE de 4T. Son las hermanas dóciles de las MX, con motores menos radicales debido al peso del volante magnético del sistema eléctrico, un poco más anchas de depósito –más capacidad–, suspensiones más duras taradas, más cómodas pero con la misma personalidad y carácter. Sus chasis son ideales para trialear, ya que son precisos, ágiles y ligeros, por lo que podemos ir rápido en todas las situaciones, senderos con raíces y en cronos rápidas y resbaladizas, gracias al conjunto de suspensiones progresivas y muy bien equilibradas –sobre todo la trasera–, desarrollada especialmente por WP para la gama de enduro.

Las 2T empiezan con la pequeña TE125, muy juguetona y ligera, con un motor que sorprende por funcionar muy llena en todos los regímenes gracias a la optimizada válvula de escape.

La TE250 y 300, prácticamente iguales a la vista, presentan un carácter bien diferenciado, una 250 lineal y eléctrica en contra de una 300 explosiva y gorda, que ofrece a pilotos experimentados sacarle un gran partido. Ambos modelos disponen de un agradecido selector en el manillar para elegir dos mapas de potencia, además del socorrido arranque eléctrico.

Podemos hablar de la FE250 y FE350 como de dos maravillas: motores potentes y optimizados para obtener un par motor perfecto para la práctica del enduro, con una relación de cambio con desmultiplicación específica para zonas lentas y una 4ª, 5ª y 6ª muy bien escalonadas para zonas rápidas. La 350 se presenta como el mix perfecto entre la 250 y la 450; personalmente creo que son los mejores compromisos entre todos los modelos para la práctica de la especialidad. Estas unidades vienen con arranque eléctrico, tan apreciado en situaciones comprometidas, dos bombas de aceite, tensor hidráulico de cadena de distribución y con tres mapas de potencia.

En cuanto a las grandes FE450 y FE501, están en la cima de la categoría, su presencia es como más grande para pilotos de mayor envergadura. Pero a pesar de su potencia extrema, sobre todo la gran 501, gracias a un par motor muy lineal, permite salir de cualquier atolladero sin problema. Las zonas reviradas no son su mejor medio, prefieren pistas rápidas, los veloces raids, pero en el conjunto, con un chasis muy ligero y preciso, se consigue un buen equilibrio para una jornada de competición.

En cuanto a frenos, al igual que en MX, montan la misma nueva generación Brembo, con un tacto y una potencia espectacular, y que por tanto garantiza una máxima calidad tanto para la pequeña y ligera 125 como para la exigente y más pesada 501. Esta nueva era para Husqvarna dará mucho juego a los aficionados del off-road. Realmente con 13 modelos se pueden satisfacer las máximas expectativas de los más exigentes clientes.

Texto: Ot Montsonís

 

Husqvarna

Comentarios de Facebook