19. Noviembre 2016 - 17:05 | Pep Segalés | Off-road
Imagen de Pep Segalés

- "¡Toni! ¿Te apetece quedar un día para una prueba con la Montesa 4Ride?"

- "¡Vale! ¿Puedes subir a Andorra? ¡Hay sitios magníficos y saldrán buenas fotos!"

- "¡Perfecto! ¡Quedamos en Naturlandia!"

Así fue la conversación que mantuvimos recientemente con Toni Bou, a quien sobra presentación, para disfrutar con él de un día de test con la 4Ride que tuvo grandísimos momentos y algún otro no tanto… pero bueno, vayamos por partes.

Como no hace falta presentar al supercampeón Toni Bou, tampoco creemos que sea necesario dar muchos más detalles de la nueva Montesa 4Ride, la primera moto que fabrica Montesa (a excepción de las Cota de trial) después de la Evasión… ¡de 1991! A esta 4Ride, que ya fue objeto de presentación y prueba en su momento, no vamos a analizarla a fondo, ya que la intención de esta sesión con Toni fue para mostrar realmente las capacidades de la moto en su medio. Si eres muy joven, tanto como Toni Bou, puedes saltarte el siguiente párrafo.

Esta Montesa 4Ride nos recuerda bastante el espíritu y filosofía de las antiguas Bultaco Alpina, Ossa Explorer o Montesa 348 Trail que llenaron todos los pueblos en los años ochenta del siglo pasado, aunque la nueva Montesa 4Ride es mucho más que eso y tiene las aptitudes de una buena trialera, de la campeona del mundo –la Montesa Cota 4RT–, mezcladas con una buena enduro.

Precisamente, esta es una de las características que Toni Bou destaca en el momento de parar un momento y descansar entre foto y foto. “La posición de conducción es más endurera y es muy cómoda, mucho más cómoda que una moto de trial, claro”, comenta. Quizás, porque no es ni una moto de trial, ni una de enduro, sino un mix, un gran mix entre una y otra. “Es una moto muy trialera, a pesar de su gran comportamiento endurero”, destaca. No en vano, Amós Bilbao corrió y finalizó los Seis Días de Escocia de Trial con la Montesa 4Ride, y lo hizo como mejor piloto extranjero, en 21ª posición.

Sí, con esta moto puedes hacer zonas como con cualquier otra trialera del mercado. Pero en el otro lado de la balanza, el que equilibra, se encuentran las habilidades endurísticas. De hecho, un piloto de Enduro Extremo y SuperEnduro como Melcior Faja dejó patente que la 4Ride es más que polivalente, y que es posible hacer un buen papel en una carrera tan exigente como la portuguesa Extreme Lagares, donde terminó en segunda posición en la categoría Expert. Y es que esta 4Ride está para eso, para que la lleven sea cual sea el lugar. No hay límites para esta moto, es pura diversión por donde la metas: se mueve igual por una zona de piedras con escalones, en un río, o en una crono entre los árboles.

Podríamos decir, sin temor a equivocarnos, que es la más evolucionada de otras híbridas que han surgido en los últimos años, entre ellas, la renovada Ossa Explorer, Beta Alp, ShercoXRide, Gas Gasb Randonné o incluso la KTM Freeride. La parte ciclo está muy trabajada y Toni se reitera en ello, no solo destacando que permite trialear, meterte en zonas, sino también acordándose de cómo lo pasó Amós en los Scottish.

“En la interzona, Amós iba cómodamente sentado, mientras que el resto no podían sentarse bien. Él llegaba a la siguiente zona sin cansarse. Esto marca la diferencia a favor de la 4Ride sobre otros conceptos de moto parecidos”. Este es un punto a favor para la 4Ride, sin duda. Y sentencia: “Hacer un resultado tan bueno como el que hizo después de seis días de carrera significa que la moto va muy bien”.

Toni Bou analiza algunos de los aspectos de la moto, empezando por un hueco bajo el asiento, un pequeño cofre, en el que caben varias cosas: desde el smartphone que saca para inmortalizar el día de pruebas hasta los papeles de la moto, pasando por la cartera, un GPS o cualquier otro gadget.

La parte ciclo está muy acertada, no solo por el bastidor y el subchasis que refuerzan el conjunto para la horquilla Tech “tiene un recorrido más largo que va muy bien, incluso te ayuda si saltas o te comes una piedra. Trabaja y absorbe bien, es un aspecto muy positivo. El monoamortiguador trasero también es muy efectivo y mantiene el tono trialero, con un mayor recorrido para permitir trialear”.

Muy polivalente


Según Toni, “aparte de la posición de conducción, el desarrollo con velocidades largas que permite endurear y un embrague menos agresivo, hereda muchas cosas de la moto de trial: el motor no falla nunca, es superconsistente, obviamente muy bueno para hacer trial, ya que es, en parte, herencia de la 4RT. La inyección es extraordinaria y hace que funcione igual de bien a 2.000 metros como a un nivel mucho más bajo”. De hecho, subimos desde Sant Julià de Lòria hasta Naturlandia y más arriba –prácticamente hasta la cota 2.000– y el motor no bajó en rendimiento.

Toni lo resume fácil: “Cuando compito, lo hago con la Montesa Cota 4RT, pero si tengo que divertirme y salir en moto con los amigos por aquí, me gusta ir en esta moto porque permite darme muchas alegrías. Creo que es la moto ideal para un rango muy grande de público: va desde al piloto endurero con ganas de algo más hasta el trialero veterano –o no– que quiere ir más cómodo. Creo que es la moto completa.

Más información

Probamos la BMW S 1000RR con Jordi Torres

12.11.2016 | Pruebas
Jordi Torres, uno de los pilotos más auténticos y divertidos del Mundial de SBK, se confiesa un motero que tiene la suerte de ser piloto y que sabe apreciar, como pocos, el nivel de las actuales superbikes.
 

Probamos la Honda Africa Twin con Joan Barreda: ¡Viva la aventura!

05.11.2016 | Off-road
Africa Twin es sinónimo de aventura, o mejor aún: aventura sin límites. Y eso mismo era lo que queríamos descubrir con una prueba especial, uniendo el piloto más rápido de raids con el icono de la mejor rally bike. ¡Joan ‘Bang Bang’ Barreda, divirtiéndose con la Africa Twin!
 

Comentarios de Facebook