6. Noviembre 2016 - 17:05 | solomoto.es | Off-road
Texto: Ot Monsonís

El recibimiento fue espectacular, inolvida­ble, nos enseñaron sus raíces, la peque­ña fábrica-museo rebosaba orgullo por el trabajo bien hecho, por conseguir ir un paso por delante y por ser una marca fundada en 1689, sí, sí, hace 327 años, fabricando armas, instrumental médico, electrodomésticos, máquinas de coser, bicicletas, maquinaria de jardinería (motosierras), y desde 1903 como su eslogan indica “pioneros de las motocicletas off-road”.

Las raíces de Husqvarna (Husq=casa y varna=fundición) se forjaron en su propia pobla­ción y las raíces que invaden sus parajes nos hi­cieron sufrir bastante en una jornada gris y a ratos lluviosa. Sufrimos en unas exigentes especiales tales como el circuito MX de arena, rabiosamente agresivo, resbaladiza crono de hierba sin apenas apoyos para poner a prueba el control de tracción, y el técnico, muy técnico y extremo control horario superbacheado de arena mojada e infinitas raíces con roderas y de alta dificultad. Un escenario de gran nivel para extraer el jugo de estas totalmente nuevas enduro de Husqvarna.

Un marco mundialista que tuvo como repre­sentación de la marca a un campeón del mundo como es el francés Pela Renet, un tipo afable y simpático que probó, al igual que el resto de la prensa, todas las unidades en una larga y húmeda jornada.

Transformación
 

Dando continuidad a sus centenarias inquietu­des y siguiendo con su filosofía de querer estar un paso por delante (recordemos que las primeras Enduro 4T ya lo estaban), nos encontramos con unos modelos 2017 totalmente remodelados y sobre todo evolucionados técnicamente para adaptarse mejor a lo que está siendo una nueva forma de hacer enduro. Se está evolucionando en los formatos de las especiales, también en regla­mentos que terminan a lo mejor en un posible En­duro GP, y evidentemente las herramientas para afrontar este progreso deben ser las adecuadas.

Husqvarna ha puesto en nuestras manos unos nuevos modelos basados en tres sólidos pilares: ligereza, estrechez y potencia. El futuro lo exige, el compromiso de poder pilotar de forma rápida en cualquier situación y tipo de terreno es indispen­sable para una buena aceptación en el mercado, y las suecas lo han conseguido, y no solo con las unidades de válvulas, sino también con unos motores de mezcla con un altísimo nivel que dan unas prestaciones ideales para competir en nues­tra dura especialidad.

La herencia de estas enduro 2017 viene garan­tizada y testada por unos modelos 2016 de mo­tocross como base, parte ciclo y motorizaciones, adaptados a su nuevo medio mucho más amplio. La renovación ha sido absoluta, se presentan con una notable reducción de peso y un destacado aumento de potencia y rendimiento: los motores totalmente renovados son más compactos y livia­nos, la centralización de masas los hacen más progresivos, el chasis más estrecho y de menos peso disfruta de un nuevo diseño con mayor fle­xibilidad y superior manejabilidad perfectamente acoplado a la nueva horquilla desarrollada por WP, Xplor 48, de ajuste separado de compresión y extensión.

También siguiendo fiel al sistema de bieletas, el nuevo basculante y amortiguador nos dan un rendimiento superior al modelo anterior. La nueva plástica y su nueva decoración estrena largas tapas laterales que descienden desde el depósito hasta el portanúmeros, y dan a toda la carrocería, junto con el asiento, una mejor ergo­nomía. El subchasis fabricado con material com­posite ha sido elaborado en tres piezas rebajando su peso también en 1 kg. Otros pequeños detalles que nos aportan una mejora en el pilotaje son una palanca de freno 10 mm más larga, les estriberas elevadas en 6 mm y el puño de gas con opción de diferente recorrido.

Vocación dividida
 

A veces es difícil extrapolar las sensaciones que nos transmiten las unidades de pruebas. Hay factores que irremediablemente nos condicio­nan, como el tipo de terreno, el clima y también la misma puesta a punto. Esta vez la lejana Suecia, con su terreno característico, nos limita la opinión que podríamos tener de las zonas prácticamente opuestas que encontramos en nuestra Península, pero aun así lo intentamos.

La sensación general nos lleva a una disyuntiva; el perfil de las nuevas Huskys es claramente competitivo, es de explotar de forma agresiva en las especiales, de subir por zonas extremas con temperamento y decisión, su estrechez y potencia en todas sus motorizaciones nos lo indica, pero también nos muestra otra cara, más dulce, tanto de respuesta progresiva del motor como de suspensiones, para satisfacer otras situa­ciones o tipo de pilotaje.

Esta vez las mejoras nos dan un abanico de mayor amplitud de utilización, desde randonear tranquilamente hasta reventar las especiales. La electrónica, cada vez con mayor importancia, nos ayuda de gran manera a conse­guirlo, con dos mapas de gestión y un sistema de control de tracción.

Páginas

Más información

Husqvarna TC 50 y TC 65: Motocross para los más pequeños

21.10.2016 | Noticias
Entre las novedades off road para 2017, Husqvarna presenta su propia gama de mini motos para que los más pequeños se inicien en el motocross.
 

La Husqvarna 400 Cross de Steve McQueen

01.10.2016 | Noticias
Durante el fin de semana del 15-16 de octubre se podrá ver en el Carole Nash Classic Motorcycle Mechanics Show de Stafford (Reino Unido).
 

Comentarios de Facebook