23. Mayo 2015 - 16:48 | Lluis Morales | Off-road
NMS

Las Beta de esta temporada ya son, de por sí, unas de las motos de enduro más cercanas a las empleadas por sus pilotos. Sus motores 2T son los 250/300, con una base común, que el pasado año recibieron algunos cambios consisten­tes en un escape específicamente diseñado para la 250 o un nuevo cilindro/culatín para la 300 y en un doble muelle de ajuste de válvula de escape. Con eso fue suficiente para lograr que sus motores fuesen unos de los dos tiempos más preciados por los usuarios de carácter más deportivo.

Como no podía ser de otro modo, esos motores van envueltos en un chasis de acero al cromo-molibdeno muy deportivo y rígido, y acompañados de componentes destinados a la máxima eficacia. Su posición de conducción es muy noble, con una carrocería sumamente estrecha que permite una gran amplitud de movimientos y un control total.

Si quieres afinar, con la posibilidad de inclinar el manillar y anclar en la tija sus abrazaderas en tres posiciones, es imposible que no acabes por encontrar tu posición ideal. El control que consi­gues con sus estriberas, de aluminio mecanizado, es perfecto, con muchísimo agarre en la suela y una amplia superficie con la que apoyar en múl­tiples posiciones, algo que ayuda mucho al pasar sobre pedregales o al apoyar fuerte para controlar los derrapes. El asiento es duro, pero con un tapi­zado antideslizante en dos texturas que incorpora, además, una ventana para la tarjeta de control o algunos documentos. Algo que parece un guiño al pasado, pero que no deja de tener su practicidad.

La ligereza que se siente en marcha es la clá­sica de los dos tiempos… Cuando bajas de una 4T para subir en parado a una 2T, parece que te hayas subido a una de las primeras a la que hayan descolgado el motor para tareas de mantenimien­to. En este caso se vuelve a tener esa sensación, pese a que los 104 kg declarados en vacío no parezcan de peso pluma, son reales y están muy bien repartidos (aproximadamente al 48/52 % delante/detrás), y logran, junto con sus acertadas geometrías y la rigidez de la parte ciclo, que la estabilidad sea buena en tramos rápidos con toda la agilidad que esperas de una 250 2T. Suerte que el chasis es muy noble, porque el motor es muy lineal, pero cuando la válvula abre por completo, aporta un nervio que requiere que sepas lo que tienes entre manos.

Al alcance del pulgar izquierdo disponemos de un selector con dos curvas, para terreno seco y mojado; esta última ofrece una dis­tinta entrega en la parte final de la curva, de modo que la rueda pierda tracción con menor facilidad al superar zonas de piedra mojada o mucho ba­rro, por ejemplo. Lo cierto es que el motor ya es lo suficientemente progresivo como para que no sea imprescindible para los pilotos más salvajes, pero quienes prefieran un poco más de suavidad en condiciones complicadas, lo tendrán de lo más fácil con el Modo 2. Por cierto, pudimos constatar que arranca con la misma facilidad al tirar de botón que de palanca. 

Páginas

Más información

Beta presenta la nueva EVO Factory 2T my2015

11.02.2015 | Noticias
Después de los datos extraídos del equipo oficial Beta de Trial, el departamento de investigación y desarrollo de la firma los ha aplicado para fabricar una moto con novedades técnicas y accesorios de primer nivel.
 

Beta EVO 2015: La princesa

13.11.2014 | Off-road
Mientras Toni Bou siga con su aplastante dominio, la Honda que pilota seguirá siendo la reina. Pero donde no está el español es en la World Cup, la clase de los revolucionarios Junior, donde ha reinado la Beta de Jaime Busto, la misma con la que que Fajardo sube regularmente a los podios del mundial y la misma que desde ya está a tu alcance. Es la princesa y aspirante a renovar el trono.
 

Comentarios de Facebook