21. Mayo 2017 - 18:30 | Jordi Hernández | Pruebas

La renovación de unos modelos como los nuevos Super Dink no ha debido ser fácil; superar los hitos alcanzados por sus predecesores, como ser el modelo más vendido por Kymco España en toda su historia o vender más de 32.000 unidades desde su lanzamiento en 2010 –en plena crisis–, son metas muy desafiantes para esta nueva generación.

No cabe duda de que los Super Dink son importantísimos para Kymco, de ahí que esta nueva serie haya experimentado un incremento en su calidad tan grande, aprovechando, ya de paso, la reestructuración que ha sufrido su gama con la llega de modelos como los nuevos Grand Dink 125 y 300.

Con respecto a ello y a sus antepasados, los nuevos Super Dink 125 y 350 están un paso por encima, gozan de una estética y unos acabados premium, así como de un equipamiento algo más nutrido y mejor, que los lleva un escalón más arriba. Esto, por supuesto, también se aprecia en marcha, donde los cambios necesarios para la Euro 4 han mermado muy poco el rendimiento del 125 cc; no es una bestia acelerando, pero se le ha conferido una respuesta progresiva y lineal en toda la banda de potencia.

El Super Dink 350 es obviamente más solvente en este sentido, empuja mucho desde abajo, tiene unos medios brillantes y una estirada final sobrada para alcanzar las velocidades legales.

Ambas mecánicas destacan por su suavidad, sin duda mucho mejores tanto en vibración como en lo que a rumorosidad se refiere. La parte ciclo muestra un gran equilibrio, no se observa ninguna pega en cuanto a bastidores y los nuevos settings de suspensiones son una auténtica pasada, sobre todo en el caso del tres y medio, que, pese a sentirse algo más blanditas de tacto, trabajan de forma impecable tanto en compresión como en extensión.

Otra característica que destacar en los dos es la agilidad, en gran parte debida a los neumáticos Kenda de sección diagonal, que les proporcionan una entrada en curva y una rapidez en los cambios de peso sorprendentes.

La frenada, aunque no experimenta cambios más importantes que la adopción del nuevo modulo 9.1M de Bosch para el sistema de ABS, se mantiene como una de sus principales virtudes.

Como siempre, el tacto y la potencia están garantizados, pero ahora, gracias al nuevo módulo, ganamos en seguridad y calidad de conducción gracias a su mayor eficiencia, rapidez de respuesta y bajísima intrusión.

Por si fuera poco, deciros que nos hallamos ante unos Super Dink más cómodos y con una ergonomía más trabajada gracias a los cambios en asiento y plataforma, también nos protege mucho mejor y goza de un equipamiento con nuevos sistemas de iluminación, mayor capacidad de carga y un cuadro de instrumentos más completo que, a pesar de su apariencia más sobria, mejora su visibilidad debido precisamente a ello.

Su lanzamiento es inmediato y los precios serán de 4.299 y 4.999 euros respectivamente.

Iguales, pero distintos

Como viene siendo habitual esta temporada, las principales variaciones técnicas de un nuevo modelo se centran en el apartado motor, siempre encaminadas a la superación de la normativa Euro 4.

Aunque no es tarea fácil, Kymco ha logrado implementarla en los motores de última generación de sus Super Dink de forma impecable, ya que los niveles de CO, HC y NOx están muy por debajo de lo que exige la ley.

En cuanto a parte ciclo, recibe una mejor puesta a punto de suspensiones, el nuevo modulo 9.1M de Bosch para su ABS y unos bastidores completamente nuevos, debidamente reforzados, en la versión tres y medio.

Más información

Comparativo Scooters Kymco: Super Dink 125 ABS

24.10.2014 | Comparativas
El Kymco Super Dink 125 ABS es el más señorial y elegante. Su capacidad de carga, confort de marcha y protección marcan diferencias.
 

Comparativa scooter GT 300: Kymco Super Dink 300 ABS

29.11.2014 | Comparativas
A pesar de su veteranía, el Super Dink sigue siendo la referencia como scooter GT 300, su relación calidad-precio es inmejorable.
 

Comentarios de Facebook