1. Enero 2018 - 17:30 | Alex Medina | Pruebas

Bobber

La base de esta Bobber es la Scout, el moderno bicilíndrico en V a 60º de 1.133 c.c. de cárter húmedo, culatas con dos árboles de levas y cuatro válvulas que tan buenas sensaciones nos ha dado en otras versiones. Detrás de un look que encaja perfectamente con este estilo de motos, hay un propulsor de última generación con cambio de seis relaciones, ride by wire incluido, que combina un tacto suave y agradable con un golpe de genio y personalidad. Esta versión es limitable, lo que es una buena noticia para los noveles con permiso A2. Hay que destacar que se conserva la transmisión secundaria por correa, y es este otro aspecto el que marca la diferencia entre las motos de este estilo.

Así que el motor es conocido y el chasis de aluminio también, y en este caso se trata de un bastidor que, al igual que en el resto de la gama Scout, es un mix entre tubos de acero y piezas en aluminio fundido. Sobresale la zona de la pipa de dirección y los anclajes del motor, además de que el subchasis sirve de punto de anclaje para el guardabarros trasero, que en esta versión se ha recortado. La verdad es que tecnológicamente la Scout está un paso por encima de la media. En cierto modo es innegable el aire de familia de esta Bobber, pero la versión estándar con sutiles modificaciones se ha convertido en una moto muy atractiva.

Posiblemente lo que más llama la atención es su escasa altura al suelo y esas ruedas enormes que en ambos casos son de 16” y llantas de aleación de ocho brazos. Los neumáticos son grandes zapatos de 130 delante y 150 pulgadas detrás, y los intermitentes son en esta versión de led y tienen la particularidad de que incluyen las luces de freno y posición.

El asiento es pequeño, bicolor, en cuero y duro. Pero no me parece esto un inconveniente, puesto que, desde mi punto de vista, este tipo de moto requiere pequeños sacrificios y tampoco tienen el estilo más apropiado para hacer muchos kilómetros de una tirada, sino que las etapas de tus escapadas se deciden en función de factores como el próximo bar...

Con relación a la Scout, el manillar ancho es tipo “street tracker” y se ha retrasado, y las suspensiones se han modificado, puesto que, conservando el doble amortiguador trasero, se ha recortado su recorrido en 25 mm, mientras que delante la horquilla telescópica es ahora tipo cartucho.

El cuadro de instrumentos se limita a una pequeña ventana en el velocímetro analógico de fondo negro y, a través de un pulsador de la piña izquierda, se accede a la escueta información que incluye el cuentarrevoluciones. El faro de esta versión Bobber, a diferencia de la estándar, monta una carcasa que se puede sustituir por una pequeña pantalla.

Páginas

Más información

3 Indian Scout Bobber a las que no te podrás resistir

02.11.2017 | Noticias
Indian dejó claro en la feria de preparaciones de Brooklyn, el gran potencial que tiene su nuevo modelo para ser customizado.
 

Indian Scout Bobber, auténtica

18.07.2017 | Noticias
Como no podía ser de otra manera Indian también ha sucumbido a la moda bobber con su nueva Scout.
 

Comentarios de Facebook