27. Agosto 2017 - 17:28 | Jordi Hernández | Pruebas

En pocas ocasiones podemos probar un scooter tan en su salsa como en la pasada presentación del nuevo SH 125i de Honda.  Las estrechas, sinuosas y bacheadas calles de Florencia eran el decorado ideal. Además, a modo de “extra time”, también tuvimos tiempo de averiguar cómo se desenvolvía por las bellas carreteras de la Toscana y, en menor medida, llevar al máximo de sus posibilidades su revisado motor eSP, en su ultimísima versión Euro 4, por las vías rápidas cercanas a la preciosa ciudad transalpina.

En definitiva, una jornada a la que le pudimos extraer un gran partido; eso sí, siempre con el SH 125i como estrella de la fiesta. Yendo al grano, lo primero que podemos afirmar es que no hay duda, el nuevo SH va a ser, de nuevo, el ruedas altas de 125 c.c. a batir a partir de esta temporada 2017.

No contentos con su dominio actual, especialmente en países como Italia y en ciertas ciudades de España (ambas localizaciones, el paraíso para los ruedas altas), la firma del ala dorada ha vuelto a darle un nuevo giro de tuerca a su exitoso scooter. Como siempre, esta evolución sigue el camino marcado por sus predecesores, en los que argumentos como el lujo, la calidad, la tecnología avanzada o un buen comportamiento general han sido y serán siempre imprescindibles.

¿Es el nuevo SH 125i aún mejor?

Hay que reconocer que no lo tenían fácil en Honda, el último modelo ya demostró un nivel altísimo y una evolución espectacular para la familia al incorporar los motores eSP de baja fricción, acompañados por avances como el Idle Stop –paro al ralentí–, el ABS opcional o, también muy importante, la adopción por primera vez en toda su historia de un habitáculo bajo el asiento con espacio para un casco integral.

Fueron muchos los hitos conseguidos, así que superar las expectativas tras una versión cualitativamente tan importante era todo un desafío para el modelo que fuimos a probar por tierras italianas. Pero lo han vuelto a hacer, el nuevo SH 125i es un scooter de ruedas altas de gama premium con todas las letras, incluso comparado con su predecesor.

Goza de una carrocería completamente nueva, que combina de forma espectacular fibras con distintos tipos de acabados –rugoso, mate, cromado, pintado, etc.–, a través de unas líneas en algunos puntos muy angulosas que modelan y estilizan sus formas aportándole una imagen de verdadero lujo al disponer de más piezas pintadas que en el anterior SH.

Como os podéis imaginar, los acabados están extremadamente cuidados, algo que se puede apreciar en todo el scooter, aunque nos llamaron  especialmente la atención elementos como el asiento –ahora con doble tapizado y bastante cómodo en un uso continuado–, la espaciosa plataforma plana o el conjunto de parrilla portabultos y asas del pasajero –fabricado en resina–, de formas muy ergonómicas y especialmente diseñada para acoger al top case fabricado específicamente por Honda, que, por cierto, en nuestro mercado llegará de serie.

Si pensabais que poco más se podía hacer para elevar el nivel de equipamiento del SH 125i, estabais completamente equivocados, ya que los directivos de la marca le han dado el trato de modelos de tan alta gama, como por ejemplo los Forza y en concreto el de 125 c.c. De él hereda el sistema Smart Key sin llave, que, al acercarnos a solo dos metros del scooter, lo desbloquea para que podamos, aparte de poner en marcha, acceder a puntos como el cofre o el depósito de gasolina sin necesidad de utilizar una sola llave.

Como ya hemos comentado, no es nada fácil superar a un scooter como el anterior SH. De él, nuestro invitado mantiene elementos muy importantes, como en cofre –cabe un integral perfectamente–; la guantera sin llave, en cuyo interior dispondremos de una toma de corriente de 12V tipo mechero y, complementando el apartado de carga, el gancho que hay tras el escudo.

Novedades de interés

Pero como se suele decir, todo se puede mejorar, así que, buscando la perfección en su scooter estrella, en Honda comenzaron a estrujarse las neuronas para ver con qué podían satisfacer la ansiedad de su enorme legión de seguidores.

Un paso lógico viendo el camino que han tomado los últimos scooters de la firma era implementar la tecnología led; por ello observaremos que frontalmente se le otorga mucho protagonismo a los elementos lumínicos de este tipo, aunque manteniendo el característico estilo de la familia con el faro delantero colocado en el manillar –en esta ocasión, un full led de gran potencia– y las luces de posición formadas por unas preciosas y, al mismo tiempo muy reconocibles, guías led que captan toda la atención. En la zaga también se apuesta por este tipo de iluminación, que compagina de forma magnífica una mayor visibilidad, la posibilidad de crear formas más creativas, como las que observamos en el SH, y, al mismo tiempo, ahorrar muchísima energía.

Páginas

Honda SH 125IPrueba

Comentarios de Facebook