30. Octubre 2017 - 18:45 | Lluis Morales | Pruebas
Ducati / Milagro

Noticia patrocinada por:

Recambios y accesorios para Ducati Monster 821.

Más de 320.000 unidades de todas las versiones de las Ducati Monster vendidas desde 1992, cuando se mostró al mundo el primer "monstruo" crado por Miguel Ángel Galluzzi. son unas cifras enormes, descomunales para una compañía del tamaño de Ducati. Eso puede dar una idea de lo que supone para la marca de Borgo Panigale esta familia de nakeds. Y de entre todas las Monster, denominación que ha englobado desde modelos muy básicos destinados a ser las "entry level" de la marca, hasta las más radicales y equipadas superdeportivas desprovistas de carenado, las Monster 821 son, con toda seguridad, las más equilibradas y refinadas de todas.  

Sí, podríamos pensar que la nueva Monster 821 es, simplemente, la versión Euro4 de la versión que ya conocíamos, pero la verdad es que, pese a que comparte la base de parte ciclo y motor con la anterior generación, se trata de un modelo aún más depurado y con detalles que la hacen aún más apta para todos los públicos. Contentará tanto a quien cuenta con poca experiencia en pilotaje y la adquiere como primera moto grande, como a quienes disfrutan de la conducción deportiva en carreteras de todo tipo y que saben que más potencia o componentes más caros y sofisticados no les harán ir ni mejor ni más deprisa entre curvas.

El caso es que las principales diferencias respecto a la anterior generación de Monster 821, nacida en 2014, se centran en un nuevo sistema de escape (con silenciadores de aspecto similar a los de la M1200 S), en unas nuevas líneas en sus depósito y tapa de colín, en su instrumentación TFT a color, y en otros detalles que pueden pasar por alto a simple vista, como unos soportes de estriberas de acompañante separadas y con una ubicación que permitirá un buen confort al obligar a flexionar muy poco las rodillas. También es nuevo el faro delantero, que dispone ahora de una luz de posición DRL con leds de tono azulado muy visibles a pleno día, y las nuevas piñas de mandos, estrenadas hace un año con la Multistrada 950.

En cuanto a la mecánica, el Testastretta 11º es el mismo que encontrábamos en la anterior 821. No cambian las cifras de potencia (109 CV a 9.250 rpm, 86 Nm de par máximo a 7.750 rpm) ni los 3 modos de funcionamiento disponibles (Sport, Touring y Rain), los 8 niveles de TC, los 3 del ABS Bosch 9.1, o los 3 de potencia. Cada uno de los tres programas, como de costumbre, pueden personalizarse a gusto del usuario por separado y memorizar sus parámetros. El cambio sí que incluye una pequeña modificación interna, ya que ha sido acondicionado para incorporar un Ducati Quick Shifter opcional que trabajará no solo a la hora de subir marchas, sino también a la hora de las reducciones. Según nos comentaron los responsables de la firma, se instalará en minutos en cualquier concesionario de la marca y por un ajustado precio. Nos quedamos con las ganas de probarlo en el test que se llevó a cabo en las carreteras que rodean Rímini, pero aún no estaba disponible dado que las 821 entraran en producción masivamente a lo largo de estos días. Pese a ello, Ducati realizó un enorme esfuerzo para poner a disposición de la prensa de todo el globo cerca de 40 motos, todas en el bellísimo color amarillo que rinde homenaje al tono empleado en la primera Monster del 92.

El asiento puede regularse en dos alturas (785-810 mm), y nos pareció especialmente confortable (habrá un sillín opcional todavía más bajo). Este punto, el de la ergonomía, ya fue cuidadosamente trabajado en la de 2014, y ahora va un poco más allá con unas formas orgánicas en el tanque, y un manillar con curvaturas que permiten pasar muchas horas a los mandos sin sentir fatiga por ello. En cuanto a su nueva instrumentación, diremos que ha ganado mucho respecto a la anterior y no solo por el color, al contar con indicador de nivel de combustible, de marcha engranada, y con posibilidad de gestionar el Ducati Multimedia System opcional. El esquema de pantalla se adapta a cada uno de los tres modos de potencia, dando mayor relevancia a la información que más importa en cada uno de los casos. 

En cuanto a su comportamiento en curva, deciros que el chasis admite igual de bien tanto las mayores inclinaciones y un comportamiento muy agresivo a sus mandos, como un uso muy relajado y civilizado. Se adapta camaleónicamente a cualquier tipo de usuario y condición, lo cual es mucho decir. Lo pudimos constatar en las calles de Rímini, donde moverse entre el denso tráfico ni sobre su gastadísimo asfalto no supuso el menor problema, y en las retorcidas carreteras de la Emilia-Romagna, que tienen un asfalto con buen agarre, pero plagado de grietas, baches y zonas desniveladas. En ningún punto encontramos una moto ruda o incómoda, habiéndose mostrado siempre poco dada a generar vibraciones, muy confortable pero sin descomponerse en cuanto a suspensiones, y con una frenada tan potente como dosificable. Un modelo apto para todos los públicos que, en su modo Touring, sirve para recorrer todas las curvas del mundo con una sonrisa de felicidad en la cara, con con una malévola escapándose de nuestro rostro en caso de preferir el Sport. Por cierto, pese a la reciente llegada de la Monster 797 como modelo destinado a los más jóvenes, habrá una versión de la 821 limitable para el A2.

La 821 estará disponible en los concesionarios Ducati a partir de diciembre en colores rojo con chasis rojo y amarillo con chasis negro. La variante de carrocería y chasis en color negro se hará esperar un poco más, hasta el mes de abril. Habrá un buen número de opciones para personalizarla, que incluyen desde una línea de escapes Termignoni hasta elementos CNC firmados por Rizoma. En cuanto al precio, el oficial de 11.890 € se verá beneficiado de un descuento de 915 a modo de lanzamiento (100 € más en color amarillo), de modo que podrá adquirirse por 10.975 €. En caso de acogernos además a la financiación de VW Financial Services, si financiamos un mínimo de 7.500 € se añaden otros 1.100 de descuento en caso de plan de pagos lineal, o bien esos mismos 1.100 € extra, más el tercer año de garantía oficial de regalo al optar por el programa Ducati Active, el que permite devolución, cambio o compra definitiva por un precio convenido de antemano al tercer año. con todas estas opciones sobre la mesa, el caso es que tener un modelo tan completo como la M821 es más fácil que nunca... ¿Quieres una?

Más información

Ducati Monster 821 2018, más auténtica

17.10.2017 | Noticias
Ya está aquí la primera de las cinco novedades que la marca roja ha preparado para 2018, la renovación de la Ducati Monster 821.
 

Comentarios de Facebook