16. Mayo 2016 - 17:25 | Lluis Morales | Pruebas
Fotos: Nicki Martínez

Hace unos cuantos años, a principios de 2008, tuve el privilegio de acudir a Durban, Sudáfrica, a la puesta de largo de la prime­ra F 800 GS. Allí nos encontramos con una moto sorprendente entonces, puesto que ofrecía una potencia máxima no muy lejana a la de las maxitrail de la época, pero con la ligereza y capacidad en off-road de modelos monocilíndricos.

Un modelo que ocupó en solitario durante algu­nas temporadas el hueco creado con la desaparición de modelos como las Super Ténéré y Africa Twin de finales de los años 90 y los primeros del siglo actual.

Tras aquella presentación, en una época en la que las maxitrail cada vez van siendo más maxi y menos trail, y los modelos de media cilindrada se especializaban en el asfalto a base de ruedas delanteras de 19” (y hasta de 17”), de recorridos de suspensión escasos y de carenados muy pro­tectores, la F 800 GS supuso un verdadero soplo de aire fresco para un mercado en el que no tuvo rival hasta que Triumph se decidió a presentar su propuesta en forma de las primeras Tiger 800.

Como ya había hecho BMW antes con la entonces denominada F 650 GS, la hermana de nues­tra amiga de hoy, Triumph también desdobló su trail media en una versión campera (XC) y otra asfáltica (XR).

Inmutable
 

Pese a la llegada de la competencia, nuestra querida F 800 GS hasta 2013 se mantuvo sin necesidad de cambios en el catálogo de la firma bávara. Entonces se le añadió una nueva carrocería frontal, llegaron unas piñas de conmutadores más modernas (adiós a los intermitentes con tres botones, por ejemplo), se le brindó la posibilidad de adoptar el sistema ESA en el amortiguador trasero, se la dotó de una mayor ergonomía de sillín y una mejor gestión electrónica del motor.

Esta nueva electrónica posibilitaba la llegada también del sistema ASC de control de tracción o de los modos de conducción conmutables entre Road y Enduro. Todo ello, junto con multitud de cambios de menor entidad, le sentó muy bien a la F 800 GS, que constituye la base sobre la que se construye la que probamos hoy, sometida a un restyling desde la 2015.

La 2016 incorpora unas tapas laterales de radiador con aspecto de aluminio mate, con el logo en relieve –a fin de dotar la 800 del aire de la R 1200 GS–, una nueva cubierta del contacto y un tapizado bitono en el asiento, además de unas nuevas com­binaciones cromáticas y packs de opciones.

Páginas

BMW F 800 GSBMWTrailPrueba

Más información

BMW F 800 GS, nueva estética y más equipamiento

14.08.2012 | Pruebas
En esta su segunda versión de la F 800 GS, BMW ha revisado toda la moto excepto la mecánica. Los cambios básicamente se han centrado en una revisión de la estética y funcionalidad de casi todos sus componentes.
 
Motorcycle show inside BMW Welt in Munich / Motorrad-Show innerhalb der BMW Welt in München

¡A la oficina con una BMW F 800 GS!

25.09.2014 | Vídeos
El BMW Welt es una visita obligada si uno está de viaje en Munich, incluso sin ser un gran aficionado a los vehículos de motor. Y si tienes suerte, te puedes encontrar con un motorista demostrando su habilidad dentro del edificio, tal y como le sucedió a este visitante.
 

Comentarios de Facebook