17. Julio 2017 - 18:33 | Miriam Panisello | Noticias

Puede que sea culpa de conducir por la izquierda, no lo sé, pero a veces los ingleses son de los más bizarros. La última noticia sin sentido que nos llega desde su país no os va a gustar nada. La cadena de bares The Royal Oak, ha “baneado” a los motoristas de sus locales. Vamos, les ha prohibido la entrada.

Esta nueva normativa salió a la luz cuando Mark Smith se dirigía al The Royal Oak de Ulley, el más cercano a su residencia. La sorpresa que se encontró fue que ni tan siquiera llegó a entrar en el local. Al acercarse con su motocicleta, uno de los camareros salió a la calle para decirle que allí no iba ser atendido debido a una nueva política de empresa: los moteros tienen la entrada prohibida.

Por supuesto, el colectivo afectado no tardó en hacer eco de tan injusta norma y, además de lanzarla a los cuatro vientos, se apresuraron a descubrir si era legal. Desafortunadamente, resulta ser que sí ya que no son un grupo en “riesgo de exclusión social”, por lo que la ley no puede hacer nada al respecto.

Pero  esta no es la primera vez que la cadena sale en los medios por poner en marcha medidas descabelladas. En sus bares, también está prohibido decir palabrotas. Si que es cierto que sus bares se caracterizan por respetar el más puro estilo inglés clásico, ese tan estirado que te hace hasta rechinar los dientes, pero ¿hasta dónde van a llegar?. Quién sabe, quizá dentro de poco respirar resulte de mal gusto... ¡Para ellos!

En fin, si algún día decidís hacer un viaje en moto por Inglaterra, recordar dónde es mejor no parar. Aunque… Quizá sería más divertido llegar en coche, con la moto cargada en un remolque. Entonces... ¿podréis entrar, o no?
 

Prohibido motoristas

Comentarios de Facebook