10. Octubre 2017 - 11:57 | Miriam Panisello | Noticias

Nuestra redacción siempre tiene espacio para una buena causa, y especialmente para actos heroicos como el de Phil Comar, autodenominado “No Hand Man”, que se ha propuesto recorrer en moto más de mil kilómetros, para recaudar fondos por el Parkinson. Lo que hace esta hazaña tan peculiar es que Comar lo hará sin usar las manos.

La idea, tiene mucho sentido aunque parezca descabellada. Phil Comar, motero desde hace más de 50 años, vio cómo su padre, otro gran aficionado a las dos ruedas, perdía la capacidad de poder agarrarse a su moto por culpa del Parkinson. Verlo y vivirlo tan de cerca, le hizo tomar conciencia de todas las dificultades que viven las personas que acusan esta enfermedad.

Por eso, decidió comenzar a conducir su moto sin manos, en primer lugar para ayudar a concienciar cuanta más gente mejor y poco después haciendo largas distancias para intentar recaudar fondos.

Desde 2010, Phil Comar ha conseguido el record de conducir 588 millas (946 km) sin detenerse, ni tocar el manillar con las manos, y ha recaudado más de 15.000 dólares por la causa.

El próximo 16 Octubre el “No Hand Man” intentará superar su récord y volverá a subir a su Harley-Davidson para recorrer 680 millas (1.094 km) sin manos. Lo consiga, o no, Phil Comar ya es un ganador.
 

Más información

De costa a costa de los EE.UU. en minimoto por una buena causa

07.01.2017 | Noticias
Kevin Bean y Tim Ford piensan unir Daytona Beach, en Florida, con San Diego, en California, cada uno al manillar de una Yamaha 50 cc para promover la lucha contra la Adrenoleucodistrofia (ADL) o Enfermedad de Schilder.
 
motocarro adventurer

Kilómetro Solidario, aventura en motocarro por una buena causa

19.12.2014 | Noticias
Esta iniciativa llevada a cabo por cinco amigos tiene como objetivo recaudar fondos para ayudar a financiar tres proyectos que tienen en marcha en la Fundación Dacer, que lucha contra el daño cerebral.
 

Subasta Bonhams: Por una buena causa

06.11.2016 | Noticias
Nuevamente, modelos míticos se ponen a subasta, pero con precios finales extrañamente muy bajos, justamente cuando todo lo recaudado se destinará a fines benéficos.
 

Comentarios de Facebook