3. Enero 2017 - 18:20 | Edu Parellada | Noticias
Imagen de Edu Parellada

Las víctimas mortales en accidentes de tráfico subieron un 2,6% en 2016 hasta alcanzar las 1.160 personas. "Son muchas las vidas y famílias rotas, así que más que nunca tenemos que trabajar todos juntos para reducir esta lacra", ha expresado Gregorio Serrano, director de la DGT.  

Dicho esto, toca repasar, aunque sea brevemente, los principales datos del informe que se ha presentado esta mañana y que nos permitirán contextualizar el porqué, el cómo y el dónde se ha producido este incremento de las víctimas de tráfico.

Lo primero, destacar que el incremento de la cifra de muertos se corresponde con un incremento del 1,5% en los accidentes mortales y del 4,3% en los heridos hospitalizados. Así que en términos generales, la siniestralidad ha subido sin atenuantes. 

El incremento, sin embargo, se corresponde también a un incremento del 5% en los desplazamientos en vías interurbanas, que es a los datos a los que se refiere el informe de Balance de Seguridad Vial presentado hoy por la DGT. Y a mayor movilidad, es lógico, aunque no excusa, que se produzca un repunte de la siniestralidad.

Según la DGT, a pesar de este repunte la tasa de muertos por millón de habitantes se sitúa en los 26 fallecidos en España, por debajo de la media de la UE, que es de 52. Reino Unido, Holanda o Dinamarca tienen mejores datos que nosotros. Alemania, Francia o Italia, peores.

Los fallecidos en moto se reducen

En este contexto, veamos donde estamos los motoristas, puesto que los datos que nos afectan directamente como colectivo han mejorado respecto al año pasado. Así, las víctimas mortales en moto se han reducido en 10 personas en 2016, mientras que la cifra de conductores de ciclomotor ha bajado en 6. Buenas noticias, pues, que no pueden ocultar que son 214 los compañeros que nos dejaron el año pasado, a los que hay que sumar los 21 que lo hicieron en un ciclomotor. Y de ellos, cinco no llevaban casco.

No somos los motoristas los únicos que hemos expermientado una evolución positiva en 2017. También los muertos en furgonetas y en bicicleta se han reducido, siendo la principal causa del aumento general el incremento el ascenso en el número de fallecidos al volante de un turismo y de los peatones.

Por comunidades, tampoco en todas las zonas del país se ha repartido equitativamente el repunte de siniestralidad. Así, el número de víctimas ha crecido en 19 en la Comunitat Valenciana y se ha reducido en 23 en Cataluña, las comunidades que peor y mejor comportamiento han registrado respectivamente.

 

Comentarios de Facebook