19. Abril 2017 - 11:57 | solomoto.es | Noticias

La presencia de las paddock girls en los circuitos sigue siendo cuestionado con frecuencia. Ganemos Jerez son los últimos en criticar esta situación, hasta el punto de querer presentar un propuesta en el pleno municipal con la intención de que el circuito de Jerez deje de llevar al cabo esta tipo de prácticas.

En un comunicado realizado en su página web, Ganemos Jerez considera que "se utiliza el cuerpo de la mujer como reclamo para captar la atención del público y como un adorno". Y va más allá cuando concreta que "desde hace muchos años, el papel de la mujer en las competiciones deportivas en el mundo del motor, y en nuestro circuito en particular, se ha restringido a un papel ornamental, hipersexualizado y en algunas ocasiones, vejatorio".

Por ello ha decidido tirar adelanta con la idea, apoyado por Podemos y siete colectivos feministas de la provincia para "eliminar la cosificación de la mujer en el circuito e instar a Dorna a que colabore", consiguiendo evitar los "estereotipos machistas".

Esta propuesta viene respaldada por tres leyes que son incumplidas, según defiende Ganemos Jerez. La Ley Orgánica 3/2007 para la Igualdad Efectiva de Mujeres y Hombres, la Ley de Comunicación Audiovisual de Andalucía y la Ley General de Publicidad (artículo 34/88). Esta última declara “ilícita la publicidad que presente a las mujeres de forma vejatoria, bien utilizando particular y directamente su cuerpo o partes del mismo [...] asociada a comportamientos estereotipados”.

Prohibición en Australia

 

El de Jerez no es el primer caso de este tipo. El precedente que más impacto tuvo fue el de Australia a finales del 2016. El ministro de deportes del sur de Australia, Leon Bignell, anunció que dejaría de financiar la presencia de azafatas en las competiciones de motor: "no tiene mucho sentido que el Gobierno pague a las azafatas del podio al tiempo que financia tratamientos psicológicos para ayudar a las chicas jóvenes con trastornos provocados por su imagen corporal". 

Esta medida se aplicó primero en el Adelaide’s Clipsal 500 Motorcar Race y se hizo extensible al Tour Down Under, una competición de ciclismo donde también hacían acto de presencia las paragüeras. Finalmente apostaron por que jóvenes ciclistas fueran los acompañantes de los triunfadores en el podio.

Hasta ahora el sur de Australia es pionera en este tipo de medidas, y si la propuesta para el circuito de Jerez se lleva al cabo podría suponer el principio del fin de las paddock girls.

Comentarios de Facebook