10. Enero 2017 - 20:01 | Jordi Hernández | Noticias
Triumph

Hemos tenido el privilegio de ser unos de los pocos medios en asistir en el Arcelor Mittal Orbit de Londres, la escultura más alta del Reino Unido y todo un icono del Parque Olímpico de Londres 2012, para ver por primera vez la nueva gama Street Triple. y es que, además de mejorar espectacularmente en componentes y electrónica, las populares naked medias británicas han decidido, por fin, dar el tan esperado salto de cilindrada.

En esta ocasión podremos escoger entre tres versiones denominadas S, R y RS que, a pesar de compartir una misma base, cuentan con numerosas diferencias en aspectos como la gestión del motor, la parte ciclo o el equipamiento. Desde ahora, el modelo S será la puerta de entrada de la familia, ocupará el lugar del más económico con el equipamiento menos ambicioso de los tres, y, al mismo tiempo, será el único disponible en versión limitada para el carnet A2. Le seguirá el R, sin duda el que dispondrá de la mejor relación equipamiento-precio y cuya balanceada filosofía le deberá aportar un mejor rendimiento en carretera. Además, será el único que disponga de una versión denominada LRM, con asiento 30 mm más bajo, caracterizada por unas configuraciones de suspensiones y asientos pensadas para adaptarse a los conductores de menor estatura. Por último, el exclusivo modelo RS llevará al límite el concepto Street Triple con un equipamiento de gama alta y un rendimiento aún más elevado que el de sus hermanas. Todo ello, pensado para extraer lo máximo en conducción deportiva y, por qué no, en circuito.

Aunque la base empleada para el nuevo motor sea el de la última Daytona, los ingenieros han introducido más de 80 piezas nuevas. Con todo, el nuevo tricilíndrico LC DOHC de 12 válvulas con un diámetro por carrera de 78 x 53,4 mm eleva su cilindrada hasta los actuales 756 c.c. Se incluyen mejoras como un embrague asistido con sistema antirrebote, o un quickshifter de serie en la versión RS –como opción en las otras dos–. Se ha buscado un carácter distinto para cada una de ellas, con lo que, en cuanto a potencia, las cifras se encuentran entre los 113 y los 123 CV, mientras que el par, en las tres, superará con creces los 70 Nm de pico. El sistema ride by wire da lugar a distintas modalidades de uso más complejas (programable en algunos casos) y más variadas dependiendo de la versión –dos para la S, cuatro para la R y un total de cinco para la RS. Igualmente, en lo que a gestión electrónica se refiere, también tendremos un control total sobre el ABS y el control de tracción, ambos programables e incluso desconectable en el caso del ABS dependiendo de la versión y modo de uso seleccionado.

Junto con su elaborado y renovado diseño, el equipamiento es otro de los argumentos destacados de esta nueva generación de Street Triple. Por un lado tenemos el que podríamos denominar equipamiento técnico, formado básicamente por las suspensiones o los frenos, y en el que podemos encontrar una gran variedad de componentes de extraordinaria calidad según el modelo. Como siempre, en la Street Triple S el material es más sencillo, mientras que en la R y sobre todo en la RS disfrutaremos de los mejores elementos, como las pinzas radiales monobloque de 4 pistones Brembo M4.32 y M50 en frenos o, en suspensiones, las horquillas Showa BPF y SF-BPF multiajustables, o el amortiguador Öhlins STX40.

En lo que respecta al equipamiento de serie, a destacar las pantallas TFT de 5“ que actúan como cuadros de instrumentos en las Street Triple R y RS (en la S, el tablier es el mismo de la Speed Triple), o los nuevos conmutadores, que incluyen un sorprendente joystick con cinco posiciones con el que movernos por el extensísimo ordenador de a bordo.

Por último, no podemos dejarnos en el tintero las luces diurnas o DLR también exclusivos de las R y RS (la S cuenta con luces de posición por led), que, gracias a sus magníficas prestaciones, resultan 28 veces más visibles que las soluciones anteriores, tienen un consumo mucho más bajo y una durabilidad mucho mayor.

Las nuevas Street Triple estarán disponibles en los concesionarios a partir de marzo (RS), abril (S) y mayo (R). Para la versión limitable para el A2 deberemos esperar hasta julio, y para la LHR, hasta agosto.

Comentarios de Facebook