29. Marzo 2017 - 16:23 | Antonio Regidor | Noticias
Imagen de Antonio Regidor

Coincidiendo con la semana en la que se celebra el salón MOTOh!, Motos Bordoy lanza su nueva etapa en el mundo de la moto con la renovada marca Macbor.

La marca comienza su nueva singladura con seis modelos en los segmentos de trail, naked y custom.

Concretamente nacen las trail Montana XR1 125/XR3 250, las naked Shifter y Stormer 125 y las custom Rockster/Rockster Flat 125.

Todas ellas están movidas por motores monocilíndricos de 125 cc–la Montana está disponible en dos cilindradas, 125 y 250 cc- de ciclo 4T -4V, SOHC- y refrigerados por aire, con inyección electrónica Delphi.

En la parte ciclo todas ellas se basan en chasis multitubulares –o doble cuna- de acero, con horquillas convencionales o invertidas, y monoamortiguadores traseros con bieletas.

Para la frenada se confía en equipos propios con discos lobulados y sistema combinado de frenada en las 125, y ABS Continental en la Montana XR3 250.

En cuanto a equipamiento tienen faros convencionales halógenos con luces de día, intermitentes y piloto posteriores led, toma USB e instrumentaciones mixtas analógicas-digitales o 100% digitales.

De aspecto robusto y estética agradable, la más pintona de todas es la Montana XR3, ya que aparenta ser una trail peso medio más que una sencilla 250 cc.

Veamos un resumen de cada una de ellas.

 

Shifter

De aspecto juvenil y moderno es una naked dotada de un atractivo chasis multitubular de acero, horquilla invertida, monoamortiguador trasero, freno de disco delantero y trasero, pinzas de dos pistones con frenada combinada, llantas de aleación e instrumentación digital.

El guardabarros trasero flotante es de estética discutible.

 

Stormer

Es una naked 125 de aspecto moderno con chasis simple cuna de acero, basculante de doble brazo de acero, horquilla invertida, monoamortiguador trasero, freno de disco delantero y trasero lobulados, pinzas de dos pistones con frenada combinada y llantas de aleación.

 

Rockster

También basada en el mismo monocilíndrico 4T -4V, aire, SOHC, IE- nace una custom de aspecto agradable y desdoblada en dos versiones, Rockster y Rockster Flat.

Las únicas diferencias radican en el manillar, tipo cuelgamonos en la Rockster, y en la instrumentación digital en la Rockster, analógica con esfera única en la Flat. No faltan las plataformas planas para el conductor.

 

Montana XR1

Una trail de iniciación de 125 cc y de buen aspecto, grandota y atractiva. Así es la Montana XR1, que está basada en un chasis monocuna desdoblado de acero, con basculante de doble brazo de acero, horquilla invertida, monoamortiguador con bieletas, disco de freno delantero y trasero con frenada combinada,  y un gran depósito de combustible con aletines laterales y un guardabarros delantero bajo y otro elevado tipo “pico de pato”.

No falta la instrumentación mixta analógica digital, la salida de escape elevada o las suspensiones de largo recorrido, con generoso asiento corrido.

 

Montana XR3

Es la estrella de la gama, una trail de 250 cc con aspecto de moto de gran calibre, igual que la Montana XR1 pero con nuevo chasis doble cuna de sección rectangular, basculante de mayor sección, nuevo faro de doble óptica –con una de ellas elipsoidal-, más equipamiento y cilindrada.

Respecto a la XR1 incorpora llantas de radios e instrumentación digital, además de un nuevo conjunto de aletines para el depósito y un nuevo pico de pato.

Evidentemente el sistema de frenada equipa ABS, de la marca Continental.

Comentarios de Facebook