28. Septiembre 2017 - 9:57 | Lluis Morales | Noticias
Macbor

Acabamos de probar la Shifter MC-1, una naked del segmento A1 diseñada por Motos Bordoy para ser comercializada bajo el paraguas de Macbor, su nueva marca de motos. Producida por Zonghsen con componentes y diseño específicos, esta recién llegada a la categoría más poderosa de entre las 125 "de marchas" nos ha dejado muy buen sabor de boca. Para empezar, de ella podemos destacar, aparte de su belleza, que nos ha convencido por su finura y su buen comportamiento en marcha, con un equilibrio entre componentes que hace que te sientas muy a gusto con ella desde los primeros metros recorridos a sus mandos. Pero veamos en qué consiste esta Shifter:

Consta de un vistoso y robusto chasis multitubular en acero, al más puro estilo streetfighter, en el que se ancla el mismo propulsor de la Macbor Rockster 125 que probó para vosotros Judit Florensa hace unas semanas. Este motor es un robusto monocilíndrico 4T refrigerado por aire con doble árbol de levas, 2 válvulas,que dispone de eje de equilibrado antivibraciones y alimentado por una finísima inyección electrónica firmada por Delphi. Cuenta con unos desarrollos y un escape específicos, para adaptarse a las necesidades de un segmento de público ligeramente más prestacional que el de las custom de 125, pero sin perder por ello el norte: declara 7,8 kW (10,6 CV) a  7.500 rpm, con un par máximo de 9,2 Nm a  6.000 rpm. Vaya por delante que el objetivo de Macbor al escoger este motor no son las prestaciones puras, sino la fiabilidad y el bajo coste de mantenimiento, la suavidad de marcha y la elasticidad, y damos fe de que así es: ni siquiera en frío presenta ruidos o vibraciones que puedan hacerlo mínimamente desagradable, y en marcha es toda una delicia por cumplir escrupulosamente con ello.Es un motor muy probado y que se ha cuidado mucho en su paso a la Euro4, en el que incluso el sonido que emite el escape, bastante grave y regular, es muy distinto a lo que nos tiene acostumbrado la categoría de las 125 4T, donde los motores suelen ser más ruidosos y los escapes suenan un tanto desacompasados y metálicos. 

Sus cinco relaciones de cambio se encuentran muy bien escalonadas, con una primera marcha muy cortita que agiliza la salida y hace que no tengamos que tirar nada de embrague, una segunda y tercera que sirven para todo, una cuarta que permite llanear bajo de vueltas y una quinta que reservaremos para vías rápidas. La verdad es que el selector de cambio es una delicia, suave y preciso, y que no encontramos el menor cambio fallado ninguno de los probadores presentes en la presentación, que acaba de tener lugar en El Montseny, en serpenteantes carreteras del norte de Barcelona.

Esos trazados nos han servido también para ver que la parte ciclo es de lo más equilibrado que recordamos en la categoría: su gruesa horquilla invertida (con barras de 37 mm de diámetro) y su amortiguador trasero, de gas y aceite y con precarga ajustable, trabajan de modo muy coherente entre ambos trenes. Lo mismo sucede con los frenos: el disco delantero, de 280 mm, y el trasero, de 230, son mordidos por pinzas que trabajan de modo combinado: uno de los tres pistones de la delantera, el central, recibe presión al accionar el pedal de freno trasero. Es verdad que eso implica que debas tener algo de cuidado si estás frenando muy fuerte con la maneta y de golpe pisas con fuerza el pedal trasero, pero al usar ambos frenos de modo coherente, de forma simultánea, no encontramos bloqueos ni sustos ni siquiera circulando en mojado.

La ergonomía de la Shifter nos ha convencido, gracias a una amplia distancia entre asiento y estriberas, y a una altura y anchura de manillar -conificado, por cierto- que encontramos como perfectas para mi 1,73 m. Los más altos encajarán sin ningún problema en ella, cosa que no es frecuente en la categoría, donde la mayoría de modelos disponibles son muy cortos, bajitos y estrechos, y obligan a los chavales de hoy en día a encogerse de más. Por pedir, diríamos que la maneta de freno no es regulable y que puede quedar algo lejos para quienes tengan las manos muy pequeñas, pero lo decimos por rizar el rizo... Entre curvas enlazadas vimos que su chasis tiene un reparto de pesos muy bueno, con unos trenes delantero y trasero que nunca dan la sensación de trabajar "por separado", algo que a menudo pasa en motos de pequeña cilindrada.

La Shifter llega con algunos detalles hi-tech, como que la completa instrumentación digital incluya trip parcial, reloj horario, un cuentarrevoluciones muy legible o un gran indicador de marcha engranada, además de posibilidad de ajustar la retroiluminación en azul. Más gadgets: bajo la pantalla LCD encontramos una más que práctica toma USB para alimentar el teléfono o un navegador, por ejemplo, y también cuenta con luces daylight de LED a ambos lados del faro halógeno, y también en las aletas que cubren el depósito. Lo cierto es que el efecto que producen los cuatro elementos LED en la oscuridad es espectacular, si bien hay que decir que en nuestro país sigue siendo obligatorio emplear la luz de cruce... También se emplea la tecnología de diodos en los intermitentes y ekn el piloto trasero, lo que comportará un menor consumo de batería especialmente en el ámbito urbano, además del efecto estético que ello con lleva.

Para concluir, diremos que los 2.699 euros que cuesta esta Shifter MC-1 nos parecen un muy buen precio para un producto bien acabado, con detalles como los soportes de estriberas en aleación de aluminio, una carrocería escueta pero de muy buen ajuste, y con unos componentes y un motor que trabajan en perfecta armonía. Es un modelo ideal para cualquier tipo de usuario de los que se nos antoja que se interesan por las motocicletas de 125 c.c., dejando de lado únicamente quienes centren su compra en las prestaciones puras. Para todos los demás, para quienes la suavidad, la finura, el bajo consumo, el exiguo mantenimiento sean lo principal, esta puede ser una de las mejores opciones del mercado, sin duda. Ya a la venta en la red de concesionarios Macbor en tres colores: blanco o negro con chasis pintado en rojo, y rojo con bastidor en negro. ¿Quieres una?

 

 

Motos BordoyMacborShifter

Más información

Nueva gama Macbor 125/250 2017

29.03.2017 | Noticias
Motos Bordoy lanza sus nuevas Macbor, motos que nada tienen que ver con su anterior etapa de motos infantiles; ahora son ya motos adultas...
 

Comentarios de Facebook