6. Agosto 2016 - 13:00 | solomoto.es | Noticias

La aplicación, llamada Liberty Rider, tiene un funcionamiento muy sencillo. Una vez instalada en el teléfono, se configuran una serie de parámetros que servirán para pedir ayuda en el caso de sufrir un accidente. Entre ellos, la marca y el tipo de moto que posee el usuario.

En primer lugar, el sistema, si así lo desea el usuario, envía un SMS a los contactos elegidos, incluidos los responsables del sistema, y les avisa de cuándo iniciamos un viaje y cuándo llegamos a nuestro destino.

Si en el trayecto el usuario sufre un accidente, el sistema lo detecta. Lo primero que hace es avisar al propio usuario de que el sistema de alerta se ha puesto en marcha para que este decida, si está en condiciones de hacerlo y en un plazo de tiempo que él mismo preestablecido cuando se ha configurado el programa (30 segundos, 1 minuto o 2 minutos), si se detiene el aviso o si envía el mensaje de alerta. En el caso de que se ponga en marcha, el sistema envía un SMS de alerta a los contactos que el usuario ha decidido previamente para que estos den aviso a las autoridades en el caso de que no hayan podido ponerse en contacto con él. El SMS incluirá la geolocalización del lugar en el que se encuentra el teléfono para facilitar el trabajo de los servicios de emergencia.

Además, es el propio usuario el que decide cuándo se pone en marcha el sistema. Es decir, si se sale de viaje, antes de iniciar el mismo se pone en marcha, y al llegar al destino se para. Una vez concluido el viaje, Liberty Rider borra automáticamente todos los datos del usuario. Además, se asegura la confidencialidad de los datos que recoge el sistema.

Para facilitar el trabajo de los servicios de emergencia, los desarrolladores de la aplicación se pusieron en contacto con los responsables de la seguridad vial del departamento francés de Haute-Garonne y con los bomberos de Toulouse para conocer de primera mano los datos que precisan los servicios de emergencia para ser lo más eficientes posibles en este tipo de actuaciones.

¿Cómo detecta el sistema que se ha sufrido un accidente? La aplicación analiza los datos que recibe del acelerómetro, el giroscopio y el GPS del propio teléfono y, mediante un algoritmo, es capaz de saber si se ha producido un accidente. No basta con saltar, correr o agitar el teléfono para que el sistema de alerta se ponga en funcionamiento

El sistema está dotado de una serie de ‘seguros’ para evitar las falsas alarmas. No se pondrá en marcha si la velocidad es inferior a los 30 km/h ya que considera que es a partir de esa velocidad cuando un accidente es potencialmente mortal. Además, exceptuando la función de aviso de salida, el sistema puede funcionar sin conexión a internet.

Comentarios de Facebook