22. Octubre 2017 - 18:31 | Miriam Panisello | Noticias

Pensar en cada una de las piezas de una moto a la hora de iniciar un proceso de customización es un trabajo tremendamente exhaustivo que no todos los preparadores tienen en consideración. Pero ese no es el caso de David Widmann, de NCT Motorcycles. Sus trabajos no buscan un aprobado o una aceptación generalizada. Sus proyectos muestran una atención al detalle muy poco habitual. Sin duda, los chicos de NCT buscan la excelencia, y esta Moto Guzzi T5 Street Scrambler no ha sido una excepción.

Ya ha pasado algún tiempo desde que NCT realizó su primera Moto Guzzi T5, y ahora nos traen una nueva transformación de la mítica motocicleta. Se trata de un trabajo para un cliente muy exigente, con quien tuvieron que verse varias veces para aclarar el concepto y diseño que estaba buscando. Pero una vez tuvieron claras sus pretensiones, empezaron a desmontar la moto.

Manuel Tilke, su especialista en chasis y placha, fue el primero en empezar a trabajar con la Guzzi rehaciendo el chasis, recortando especialmente la parte trasera para reconstruirla por encima del eje trasero. El siguiente paso fue diseñar, fabricar y tapizar el nuevo asiento. También se transformó el reposapiés, dándole un aspecto completamente nuevo.



Después le llegó el turno al renovado motor v-twin. Éste obtuvo una revisión completa, con un sistema de escape hecho por ellos, un silenciador negro mate y nuevos filtros de aire para tener un poco más de mordedura auditiva.

Para las llantas de serie consiguieron unos neumáticos Heidenau K60, con una configuración 50/50 carretera y off-road. La horquilla delantera recibió nuevos fuelles y se pintó de negro, para darle un toque distinguido.

Una de las cosas que el cliente dejó más claras era que quería unos buenos frenos, así que instalaron nuevos discos de freno, además de otros elementos para asegurar una frenada sólida. Las suspensiones se sustituyeron por unas Biturbo nuevas, y las barras originales de Guzzi se intercambiaron por una LSL de aire scrambler. También incluyeron una bomba de freno Brembo y un depósito Rizoma. Para asegurarse de que cada pieza de la moto sobreviviría a miles de kilómetros, también reemplazaron el acelerador y el cable de embrague.

El nuevo velocímetro Acewell, los intermitentes, la renovación del viejo faro original, y la cuidada selección de colores, dan el toque final para convertir a esta Moto Guzzi T5 Street Scrambler en una pieza única.
 

Más información

Moto Guzzi V7 Café Racer, personalizando lo personal

05.07.2017 | Motos
Desde la lejana Australia llega esta bonita y elegante preparación de una Guzzi.
 

Stiletto Scrambler, estilo off-road barcelonés

14.10.2017 | Noticias
Los chicos de Fuel Bespoke consiguieron, con un bajo presupuesto, preparar esta espectacular Yamaha SR400 para afrontar el Scram Africa.
 

¡Espectacular! la R nineT Scrambler de Heiwa

20.07.2017 | Motos
Kengo Kimura, propietario de Heiwa, personaliza esta BMW devolviéndola a sus orígenes.
 

Comentarios de Facebook