11. Noviembre 2017 - 10:47 | Antonio Muniente | Noticias
Jordi Aymamí
Imagen de Antonio Muniente

Silence es una marca que desde Barcelona se ha empeñado en ponerle pilas a los vehículos de dos ruedas. Muchos son los clientes que ya ha seducido: Correos, la Policía local de Madrid, la empresa de parquímetros del Ayuntamiento de Barcelona, entre otros. La locuacidad y entusiasmo de nuestro entrevistado es conocida, pero no habrá sido la única causa para convencer a estos clientes.

Por cierto, los accionistas de su proyecto eléctrico no son de broma: La Caixa y Repsol. Algo habrán visto los de los dineros y la principal petrolera de nuestro país en Carlos Sotelo para acompañarlo en su aventura.

¿Qué les falta todavía a las motos eléctricas para imponerse en el mercado?

Llevamos sesenta años con vehículos propulsados por gasolina, y un vehículo eléctrico se sigue encontrando con muchas barreras, por falta de costumbre.

¿La autonomía sigue siendo el principal hándicap?

Tenemos una autonomía homologada de 215 kilómetros (120 en uso urbano). Esto la hace viable para el uso diario de algunas empresas, o la Policía. Como normalmente el 100 % de estas flotas descansan en parkings, no hay problemática de recarga.

¿Cuándo llegarán las motos para particulares?

Queremos presentar un modelo para particulares antes de final de año, con un sistema de extracción de batería rápido (ya hemos visto el prototipo). Pretendemos poder lanzar una versión muy económica, de entrada, que te permita comprar la moto sin tener que adquirir la batería. Creemos que con esta fórmula el comprador encontrará motos a un precio que va de los 4.100 a los 5.700 euros.

¿Cómo te imaginas el sistema de recarga del futuro?

Se podrá cargar en casa del cliente y estamos trabajando con Repsol para que en las gasolineras se pueda cambiar la batería. Queremos que pueda llegarse a la gasolinera y cambiar la batería vacía por otra llena. Es una operación que acabará siendo más rápida que repostar.

Los socios del proyecto Scutum.

Lanzar una moto eléctrica requiere muchas cosas, entre otras, una gran inversión económica para desarrollar el proyecto. Le preguntamos a Carlos Sotelo por sus compañeros de viaje. “Llevamos invertidos más de seis millones de euros en el desarrollo de esta moto y se prevén futuras ampliaciones en los próximos 3 años. El reto es liderar el mercado cuando los grandes fabricantes lleguen a la moto eléctrica”.

En este 2017, ¿cuántas motos pensáis vender?

Tenemos un objetivo para 2017 de vender 1.500 motos, de las que llevamos fabricadas 900 (a fecha de julio).

El cliente más importante que tenemos actualmente es Correos, que el año pasado nos compró 100 motos para toda España; y este año hemos ganado un licitación para 200 motos más.

También hemos vendido motos a la Policía municipal de Madrid y a la empresa que controla los parquímetros de Barcelona. Tenemos una licitación de 104 motos, de las que ya hemos entregado 36.

¿Qué ventajas tiene para una flota una moto eléctrica?

Al margen del consumo, Correos se está dando cuenta de que nuestros vehículos, además, tienen un mantenimiento mucho más bajo que un vehículo de gasolina. Por este motivo quieren acelerar el cambio.

¿El ahorro ha sido cuantificado por Correos?

El ahorro en combustible es de un 80 %. Sin embargo, el ahorro más sorprendente es en mantenimiento, nosotros consideramos que se sitúa entre el 30 % y el 40 %.

Aunque sea un mercado pequeño, la venta de motos eléctricas se ha doblado en 2016. ¿Esperáis un crecimiento similar este año?

Rotundamente, sí. Se están disparando las ventas anualmente, y creo que en los próximos años se pueden hasta multiplicar por dos o por tres.

El vehículo eléctrico no tiene marcha atrás, por muchos motivos, el más importante tiene que ver con el problema de la contaminación urbana. Casi todas las ciudades del mundo se encuentran rebasando los límites permitidos.

Páginas

Más información

Scutum aterriza en Barcelona

28.02.2017 | Noticias
La empresa española de scooters eléctricos abre su primer concesionario en Barcelona, la ciudad con más motos de la península ibérica.
 

Comentarios de Facebook