28. Agosto 2017 - 19:31 | Antonio Regidor | Noticias
Imagen de Antonio Regidor

La idea ha nacido en Holanda de la mano de los emprendedores Marijn Flipse y Bart Jacobsz.

El proyecto contempla la fabricación del nuevo scooter Bolt AppScooter en los Países Bajos con un precio muy reducido y grandes prestaciones.

El AppScooter es un scooter eléctrico urbano con llanta de 12", chasis monocasco de fibra de vidrio, y con las baterías de litio  -extraíbles y modulares- bajo la plataforma de los pies, y que se pueden recargar en casa.

La suspensión delantera es por horquilla monobrazo, atrás equipa un monoamortiguador horizontal sobre el brazo de transmisión y la frenada corre a cargo de un par de discos de freno lobulados de 195 y 170 mm.

El motor eléctrico -y su controladora- están disponibles en potencias der 2, 4 y 7 kw. La marca promete una aceleración de 0 a 45 km/h en 3,3 s.

Bajo el asiento tiene un gran hueco de 65 l, para dos cascos integrales o una caja de cerveza, como reza su comunicado.

En su equipamiento incluye GPS, conexión Bluetooth con el smartphone, monitorización remota de averías, doble cámara, conectividad total con Internet, y todo controlado a través de la instrumentación digital, una pantalla táctil a color de 7" y con pulsadores de navegación en las piñas de conmutadores.

Desde los mandos podrás hacer fotos con las cámaras instaladas a bordo y compartirlas inmediatamente por Internet -esperemos que no sea en marcha...-.

Lo que cambia respecto a otras marcas es que el servicio técnico serán furgonetas taller equipadas para realizar cualquier tarea de mantenimiento.

De este modo es la marca la que acude al cliente cuando lo necesita.

Y queda lo mejor, el precio, y es que el Bolt AppScooter tendrá un precio de 2.990 euros, realmente muy barato.

Ahora está en periodo de reservas y financiación tipo crowdfunding...

Será una realidad en 2018... ¡O no!

Comentarios de Facebook