2. Octubre 2017 - 19:54 | Lluis Morales | Noticias
BMW

Hemos podido probar en Barcelona por vez primera la BMW G310 GS, desplazándonos hacia las retorcidas carreteras de las inmediaciones de Montserrat para descubrir las bondades de la más pequeña de las trail de BMW jamás producida hasta la fecha. Derivada de la G 310 R, la pequeña naked recientemente comercializada por la firma, cuenta con el mismo propulsor, basculante, y con las mismas triangulaciones principales de su chasis multitubular, pero con las geometrías adaptadas a un uso polivalente, y a sus enormes ruedas, de dimensiones 110/80x19 y 150/70x17.

Estéticamente queda claro que es toda una GS. Sus dimensiones son generosas y acogen bien a usuarios de todas las tallas. El asiento estándar, a 835 mm del suelo en parado y sin carga, pronto se verá complementado por las diferentes opciones que la firma está preparando, aún en fase de desarrollo. La triangulación entre asiento, manillar y estriberas nos ha convencido por su perfecto equilibrio, con el habitual cuidado por la ergonomía de los productos de la firma. La instrumentación, totalmente digital, muestra la velocidad instantánea, el cuentarrevoluciones, el indicador de marcha engranada, el reloj horario y, en un apartado que se opera desde la botonera de la misma carcasa de la instrumentación, los parciales, ordenador de consumo, etc. 

El motor que os citábamos anteriormente es el mismo monocilíndrico 4T DOHC LC 4V de ya vimos en la G 310 R, con su cilindro invertido (escape en la cara posterior y admisión delantera), basado en los cárteres que BMW comenzó a diseñar mientras Husqvarna todavía era una compañía de su propiedad. El caso es que sus 25 kw (34 CV) a 9.500 rpm, y sus 28 Nm (2,85 kgm) a 7.500 cunden mucho gracias al escalonamiento de sus seis relaciones de cambio y a, sobre todo, a una impresionante capacidad para aguantar el sobrerégimen sin desfallecimiento. Pero la verdad es que aporta suficiente elasticidad como para que no sea necesario vivir siempre en las inmediaciones de la zona roja si queremos disfrutar entre curvas tanto como si de una moto de mayor cilindrada se tratase. Y todo ello con un consumo que no superará nunca los 4 litros a los 100 km recorridos de media... Durante la jornada de test conseguimos un promedio de 4,4 l/100 intentando buscar siempre el máximo rendimiento posible del pequeño gran monocilíndrico...  

Una de las primeras preguntas que nos viene a la cabeza al contemplarla es: si tan polivalente han querido hacerla, ¿por qué no incorpora ruedas de radios, ni siquiera como opción? Los responsables de diseño de BMW Motorrad, con el mismísimo Edgar Heinrich al frente, nos comentaron lo siguiente: en la India, uno de los principales mercados para este modelo (si no el que más), se entiende que una moto dotada de ruedas de radios es un modelo "barato", de inferior clase, y que allí las llantas de aleación son lo que más prestigia a una motocicleta. Dicho y hecho...

En cuanto a frenos y suspensiones, esta pequeña GS incluye componentes Bybre para detenerla (segunda marca de Brembo), y un eficaz y poco intrusivo ABS que puede desconectarse a voluntad para jugar fuera del asfalto. tanto su gruesa horquilla invertida firmada por KYB, con barras de 41 mm de diámetro y no regulable, como el amortiguador (sin bieletas, pero con precarga ajustable), ofrecen un recorrido máximo de 180 mm, suficientes para hacer que los asfaltos rotos se vuelvan lisos por completo y permitir escarceos por el campo con cierta tranquilidad. Es verdad que con ruedas de tacos nos hubiéramos atrevido a más, pero la verdad es que los excelentes Metzeler Tourance con los que se entrega esta pequeña gran GS el buen comportamiento está asegurado en todo tipo de asfaltos a lo largo de todo el año.   

La G 310 GS estará a la venta desde el próximo día 16 de octubre en la red de concesionarios BMW Motorrad por un precio de 6.050 euros, IVA incluido. Si te interesa, puedes encargarla en colores rojo racing, blanco perla metalizado o bien negro cósmico. Cualquiera de las tres versiones llega con los elementos que la convertirán en una auténtica GS, como el pico de pato, las tapas laterales en color aluminio o la amplia parrilla trasera con enormes asideras. ¿A qué esperas para encargar la tuya?

Comentarios de Facebook