1. Septiembre 2017 - 10:23 | solomoto.es | MotoGP

Poco a poco, vamos conociendo más detalles de la intervención quirúrgica a la que ha sido sometido Valentino Rossi esta noche después de la fractura con desplazamiento de tibia y peroné que sufrió ayer tras una fuerte caída practicando enduro.

El piloto italiano ha sido intervenido en el hospital 'Azienda Ospedaliero-Universitaria Ospedali Riuniti', más conocido como Torrette di Acona, durante la noche. 

El propio piloto habría solicitado su traslado del hospital de Urbino, donde fue ingresado en primera instancia y donde se le hicieron las primeras pruebas que confirmaron el diagnóstico, hacia el citado hospital de Acona, dónde ha sido intervenido entre las 2 y las 3 de la madrugada por el Doctor Raffaele Pascarella, director de la división de ortopedia y traumatología del centro hospitalario.

En la intervención, se han fijado las fracturas con un inserto metálico sin complicación alguna.

Según el doctor Pascarella, Rossi sufrió una "fractura complicada que ha requerido una intervención de una hora. Usé un clavo para estabilizar la fractura. La pierna está un poco hinchada, se quedará aquí algunos días y empezará inmediatamente la fisioterapia"

Parscarella ha concretado que la fractura de la tibia está muy cerca de la que ya se produjo en 2010, y que la de peroné ha sido cercana a la rodilla. "Por fortuna, esta fractura no era abierta como la de Mugello en 2010, y el hecho de que haya sido en la misma pierna no ha agravado la situación. Son historias clínicas diferentes"

Así, Rossi seguirá ingresado "tres o cuatro días y tardará entre 30 o 40 días en recuperar la condición necesaria para volver a competir en una MotoGP". Esto nos deja prácticamente descartada su participación en San Marino y en Aragón, pero totalmente posible su recuperación para la gira asiática, que empieza el 13-15 de octubre en Motegi

Por su parte, hoy Rossi ha declarado que "la operación ha ido bien. Hoy, cuando me he despertado, me he sentido bastante bien. Quiero dar las gracias a todo el personal del hospital, y en especial al Doctor Pascarella. Estoy muy dolido por el accidente, me sabe muy mal y espero poder estar en la moto lo antes posible. Voy a darlo todo para volver a competir pronto".

Por el momento, como decíamos, Rossi estará ingresado los próximos días en el Hospital Torrette di Ancona dónde se ha montado un dispositivo de seguridad para garantizar la seguridad y la privacidad del campeón italiano. Además del servicio de vigilancia del hospital, se han sumado efectivos de la policía y una empresa de seguridad privada y se han oscurecido ventanas y puertas. 

Comentarios de Facebook