24. Diciembre 2016 - 18:15 | Manuel Pecino | MotoGP

Fue en 2009 cuando Shuhei Naka­moto llegó a los GG.PP. En ese mo­mento, Honda estaba atravesando el período más complicado desde su vuelta a las carreras a mediados de los ochenta. En los cinco años anteriores a la llegada de Nakamoto, HRC solo había ganado un campeonato, y esto fue más a causa de los errores de sus rivales que por méritos propios.

Cuando Shuhei Nakamoto se incorporó al equipo Repsol Honda, lo hizo después de casi nueve años de máximo responsable del proyecto más importante de Honda Motor: su proyecto de F1. Siendo uno de los ingenieros más valorados de la compañía, fue enviado a la división motos para arreglar sus proble­mas en el Campeonato del Mundo.

Pero en realidad, para Nakamoto fue una vuelta a sus comienzos, una vuelta a donde todo empezó para él: HRC.

En 1983, Shuhei Nakamoto ingresó en Honda Motor de ingeniero recién formado. “Los pri­meros tres meses trabajé en un concesionario de coches; los siguientes tres en Suzuki, en la planta de fabricación de automóviles –nos ex­plicó el ingeniero japonés–. “Tras este período de adaptación a la vida laboral, Honda Motors debía decidir a qué área de la compañía me iban a destinar… Y fui afortunado: mi primer trabajo fue HRC”.

Solo Moto - ¿Qué edad tenía entonces?

Shuhei Nakamoto - Creo que tenía 26 años; llegué a HRC el 1 de octubre de 1983.

SM - Y ¿cómo fue?

SN - Mi primer trabajo fue en el Departamento de Motores, pero después de un mes fui a mi superior inmediato y le pedí si podría ser transferido al grupo de ingenieros que se encargaban de los chasis.

SM - ¿Por qué prefirió trabajar con los chasis en lugar de con los motores? Lo de los motores suena como más excitante…

SN - Sí, la ingeniería de motores es interesan­te, es verdad, pero el espacio físico para desarrollar las ideas es pequeño; está limi­tado por los cárteres. En chasis, las posi­bilidades a la hora de diseñar son mucho mayores.

SM - ¿Y la respuesta de su jefe fue…?

SN - Sí, me dio permiso para irme con el grupo de los que trabajaban con los chasis.

SM - Deduzco entonces que su especialidad como ingeniero son los chasis.

SN - Sí, correcto.

SM - Comenzó a trabajar en HRC: ¿cuál fue el primer proyecto en el que estuvo in­volucrado?

SN - Mi primer trabajo fue con la RS 250 y la RS 125. Yo diseñé los chasis para las dos mo­tos; más tarde también el de la NSR 250. Hice esto durante muchos años, hasta el día en el que le dije a mi jefe que quería trabajar también en la NSR 500… Me pre­guntó por qué. Le dije que era la evolución natural después de haber hecho la 125 y las 250… ¡Me puso al frente del proyecto de SBK!

SM - ¿Cuál de ellos? ¿De qué época estamos hablando: de la de los motores V2 o de la de los V4?

SN - V4, la RC45 con Kocinski y Aaron Slight… Pero en 2000 volví a pedir poder hacer la 500. Porque la NSR 500 era a las motos como la F1 a los coches. Las superbikes es algo así como los turismos en las carreras de coches.

El exilio de F1
 

SM - ¿Y qué sucedió esta vez con su solici­tud?

SN - Lo que sucedió fue que el director de HRC vino a mí y me dijo: de acuerdo, está bien, puedes hacer ¡la F1! [Nakamoto abre los ojos en modo de sorpresa].

SM - Así que dejó las motos para irse a la F1 sin tener la menor experiencia en carre­ras de coches. ¿Esta responsabilidad no le puso nervioso?

SN - Más que asustado, estaba sorprendido, ya que, como dice, no tenía ninguna experien­cia en el mundo de las cuatro ruedas, nin­guna. Pero fue una orden de la compañía ante la que tenía dos opciones: aceptar ir a la F1 o dejar Honda. Y en esos momentos mis hijos eran muy pequeños, por lo que no cabía plantearme dejar Honda; así que me fui a la F1 [Risas].

SM - ¿Y cuál fue el resultado de ese desafío?

SN - He de decir que disfruté mucho en mis años en la F1. Desde el 1 de mayo de 2000 hasta finales de 2008, cuando Honda decidió parar su proyecto de F1… Fueron casi nueve años. Ver la F1 es bastante aburrido, pero estar en­vuelto en la F1 desde un punto de vista técni­co es muy, muy excitante. El presupuesto es muy, muy diferente al presupuesto de carre­ras en las motos, y el número de ingenieros, también… Hay una diferencia muy grande. Allí, los ingenieros se especializan en un área muy concreta, y eso les permite profundizar muy a fondo.

SM - ¿Quiere decir que son ingenieros altamen­te especializados en lo que hacen?

SN - Sí. Los ingenieros en las motos abarcan mu­cho más… En los años de F1 aprendí mucho de motores, de chasis y también de aerodiná­mica, especialmente de aerodinámica.

Páginas

Más información

“Ducati manipula la verdad”, Shuhei Nakamoto, vicepresidente de HRC

05.10.2016 | MotoGP
“¿Por qué nadie escribe la verdad de por qué no habrá alas a partir del año que viene?”, me preguntaba Shuhei Nakamoto, vicepresidente de HRC, hace unos días en el paddock del GP de Aragón.
 

Por qué Pedrosa no usa alas y el secreto mejor guardado de Honda

20.09.2016 | Noticias
Después de la imponente victoria de Dani Pedrosa en Misano, algunos "expertos" apuntaron a la ausencia de alas en la MotoGP de Dani como el "secreto" de su excelente rendimiento. Lo siento por ellos, pero si alguna clave hay seguro que no es la ausencia de alas. Dani corrió sin alas en su moto en Sachsenring, Silverstone y Brno, así que en las últimas carreras, Dani sólo las ha usado en el Red Bull Ring de Austria.
 

Comentarios de Facebook