Marc Márquez aprendió el año pasado que para ganar un mundial no hay que caerse, y que a veces es mejor ser 2º ó 3º que perderlo todo por intentar ganar cuando el momento no es favorable.

Así lo hizo el pasado fin de semana en el GP de España celebrado en Jerez, cuando tras un par de intentos de recortar diferencias con Dani Pedrosa, vio que era imposible dar caza a su compañero de equipo sin arriesgarse a sufrir una caída, y Marc no cayó… durante la carrera.

En la vuelta de celebración, Márquez se subió al airfence para saludar a sus fans. Al intentar volver a pista, la blanda defensa se hundió bajo sus pies y el de Honda no pudo evitar una cómica caída, desde luego sin consecuencias físicas.

Aquí tenéis toda la secuencia. Las fotos son de Milagro, el grupo de fotógrafos italianos del Mundial comandado por Gigi Soldano.

Comentarios de Facebook