Ni la lluvia que cayó el pasado domingo en Lausitzring pudo impedir que las preciosas paddock girls perdieran su radiante sonrisa.

Y es que llueva, nieva, o haga el tiempo que haga, las chicas del mundial de SBK siempre están ahí. En Alemania nos volvieron a enamorar.

Comentarios de Facebook