23. Noviembre 2017 - 17:32 | Román de Arquer | Para motorista

Especial guantes calefactables: análisis en Motocard.com

A grandes rasgos, los guantes calefactables destacan por desprender calor por sí mismos actuando como si de una calefacción se tratara. Este calor se puede producir con una batería autónoma o bien mediante una conexión a la propia moto. Además, los guantes calefactables se pueden combinar con puños calefactables para el más extremo de los casos.

Su diseño es parecido al de unos guantes convencionales de invierno pero con una particularidad: son más finos, ya que con la fuente externa de calor no necesitan tantas capas de tejido para ofrecer confort, lo que nos ofrece un buen tacto. El objetivo principal es mantener las manos calientes y secas y aislándolas del frío y de la posible lluvia, sin dejar de lado la seguridad que requieren unos guantes.

Para este vídeo hemos escogido dos guantes de dos marcas distintas y con métodos de distintos en lo que se refiere a la batería. Por un lado, tenemos los Bering Vesuvio y por otro los Alpinestars Celsius, algo más conocidos ya que llevan más tiempo en el mercado.

Bering Vesuvio

Éstan confeccionados en tejido Softshell con refuerzos de Amara en la palma para un perfecto tacto con los mandos de la moto y de paso alargar la vida útil del guante.

En su confección también destaca la membrana impermeable y transpirable BW2 TECH 500, la cual nos ofrece la protección necesaria en los días de lluvia.

También cuentan con forro interior de poliéster Bemberger con aislamiento térmico Primaloft.

Como decíamos los Bering Vesuvio incorporan una batería autónoma de Li-ion de 2200mAh, 7.4 W y tres posiciones de calor, que se pueden activar mediante un botón a presión en la zona de la muñeca: al 50% de sus posibilidades la batería tiene hasta 5 horas de autonomía; al 75% su duración es de 3 horas; y al 100% podemos disfrutar de ellos hasta 2 horas y 30 minutos de autonomía con una completa. La batería tiene un tiempo estimado de recarga de 3 horas y 30 minutos.

Para ponerlos en funcionamiento tan solo tenemos que colocar la batería en el espacio del guante indicado para ello y conectarla con el cable que lleva incorporado. Nos equipamos el guante y apretamos el interruptor ubicado al lado del cierre del guante. El mecanismo es realmente sencillo y en apenas unos minutos empezamos a notar el calor en las manos, incluidas las puntas de los dedos.

Los materiales usados en su construcción ofrecen la comodidad y la protección suficiente. No provocan fatiga gracias a su reducido peso aun siendo unos guantes calefactables. De hecho, ofrecen una magnífica libertad de movimientos.

Digamos que son una solución perfecta si coges la moto en condiciones climáticas realmente complicadas. Tampoco está de más hacer mención a su buena relación calidad-precio.

Alpinestars Celsius

Los Celsius son la opción más parecida a unos puños calefactables, y es que, a diferencia de los Bering y otros guantes, la toma de alimentación se ejecuta a través de la batería de la moto.

Esto genera dos escenarios: por un lado, es algo más molesto a la hora de circular con la moto, pero por otro lado nos aseguramos mantenernos las manos calientes de forma ilimitada.

En cuanto a su confección, los Celsius combinan un tejido técnico muy resistente y ante sintético. También destaca la membrana impermeable y transpirable Drystar de Alpinestars.

Para montarlos y hacer un buen uso de ellos debemos atornillar los cables eléctricos en los bornes de la batería. Después pasamos el cableado por el lateral del sillín o la base del depósito, entre otras opciones. Eso sí, es muy importante que la salida del cable esté cerca del cuerpo del conductor y que vaya holgado, así permitimos una gran libertad de movimientos encima de la moto.

Además, el cable se desconecta de inmediato en caso de un tirón brusco o si cuando bajamos de la moto nos olvidamos de desconectarlo. También podemos esconder el cable en el interior del guante gracias a una cremallera y evitar posibles molestias.

En el resto de aspectos tienen muchas similitudes con los Bering Vesuvio, aunque los Alpinestars Celsius tienen detalles reflectantes para ser visibles en condiciones nocturnas o con poca luz y también destaca el puente entre el tercer y cuarto dedo, que previene la torsión y la separación de esta zona crítica en caso de impacto o caída.

Así que si sois de los que necesitáis un empujoncito para sacar la moto del garaje los días más frios, con estos guantes ya no tenéis excusa. Tanto los Bering Vesuvio como los Alpinestars Celsius los podéis encontrar en las tiendas Motocard y en Motocard.com.

Más información

Especial Cafe Racer: lo mejor del mercado para ir a la última con tu moto

Especial equipación Cafe Racer

25.10.2017 | Para motorista
La moda por lo clásico está más presente que nunca y es por ello que a través de este especial Cafe Racer te mostramos algunas opciones para ir vestido a la última y perfectamente a juego con tu montura.
 

Tutorial: Cómo limpiar la equipación y material de moto

28.09.2017 | Motos
Al igual que tu moto, si quieres que la equipación y material que utilizas te dure, también requiere de tus cuidados. No te pierdas estos sencillos consejos para mantenerlos siempre en buen estado.
 
[V1R00] Especial tejanos moteros: moda y motos, de la mano

Especial tejanos moteros: moda y motos, de la mano

22.08.2017 | Para motorista
Actualmente en el mercado disponemos de pantalones vaqueros para motoristas. Su practicidad los ha hecho muy populares entre los moteros; tienen una estética mucho más casual y al mismo tiempo ofrecen protección. Pero, ¿cómo elegir los correctos? En este vídeo os mostramos las claves de unos tejanos pensados para ir en moto.
 

Comentarios de Facebook