12. Mayo 2017 - 19:27 | Antonio Regidor | Para motorista
Imagen de Antonio Regidor

Aún es una idea, un prototipo, pero el CrossHelmet X1 promete ser una realidad.

Es un casco de asfalto con estética de off road y una pantalla ahumada abombada futurista.

El perfil del casco también es extravagante, de astronauta del siglo XXIII... Llama la atención.

Y es que en su interior el X1 incluye mucha electrónica y ayudas al piloto.

Gracias a su cámara de visión trasera se puede controlar el tráfico que circula tras nosotros, que es mostrado a través de una doble pantalla del HUD -Head Up Display-, que como sabéis, muestra la información al piloto como si estuviese proyectada en su campo de visión.

Dispone de leds laterales de señalización, para hacer más visible al piloto.

También incluye Bluetooth gracias al cual está conectado al móvil, por lo que podemos visualizar todo lo que nos interese de él en el HUD -llamadas, correos, GPS...-.

Además se ha creado una App para controlar el casco a través del smartphone.

Pero la novedad más destacable es que gracias a unos auriculares y un micrófono incorporado, se puede ajustar el nivel de ruido interno del casco a través de la App.

Los auriculares emiten el sonido externo invertido -una onda negativa- a los oídos del piloto, anulando el ruído, una tecnología ya existente pero nunca  aplicada a un casco.

Evidentemente, nunca se llegará a anular el sonido al 100% por motivos de seguridad.

El CrossHelmet X1 puede ser un buen casco, seguro por dentro y por fuera.

 

Comentarios de Facebook