1. Septiembre 2016 - 19:23 | solomoto.es | Ciudad

Esta mañana TomTom nos ha sorprendido en IFA Berlín, una de las mayores ferias tecnológicas del mundo, con la presentación del primer navegador del mundo pensado y diseñado para ser usado en un scooter, el TomTom VIO.

El dispostivo es una pequeña pantalla táctil con bordes circulares y de diseño atractivo que actúa como una extensión de nuestro smartphone, al que antes habremos instalado la aplicación que usará como cerebro. El objetivo es que en los desplazamientos urbanos ya no debamos sacar más el teléfono del bolsillo, algo peligroso y por lo que además nos podemos llevar una multa.

Evidentemente, el dispositivo puede ser usado también en cualquier tipo de moto, pero su diseño y funcionalidad están especialmente buscados para un usuario urbano ya que un auténtico rutero echará de menos funcionalidades más avanzadas.

Sus principales virtudes son su ligereza, su diseño y la facilidad con la que lo montamos y desmontamos de nuestro scooter en un solo gesto. Mientras dejamos el vehículo aparcado en la calle o garaje, el VIO descansará seguro en nuestro bolsillo o en nuestro bolso.

La pantalla, evidentemente, es resistente al agua y facilita la navegación paso a paso. Hasta aquí bien pero, y ¿qué pasa con las indicaciones de audio? El TomTom VIO resuelve el problema si disponemos de un un sistema de audio integrado en el casco vía Bluetooth, que además nos permitirá atender llamadas. Si nuestro smartphone suena mientras vamos en marcha, la pantalla nos mostrará una foto del que llama para que el conductor sepa quién es y pueda atenderla a través de los auriculares, mientras las direcciones e indicaciones permanecen en la pantalla. Eso sí, el sistema de auriculares y microfono del casco no está incluído, así que esta funcionalidad solo podrá usarse en el caso de que dispongamos de un intercomunicador en el casco.

El TomTom VIO dispone también de sistema de alerta de radares, el mismo que usa en otros dispositivos pero con alertas más minimalistas.La visualización de la velocidad de TomTom VIO cambia de color a rojo avisando a los conductores si van demasiado rápido; después, vuelve al color original cuando se conduce dentro de los límites. Esto significa que incluso sin mirar directamente al TomTom VIO, el conductor es consciente de que va demasiado rápido si es el caso.

A nivel estético, la pantalla redonda dispone de un protector de silicio que se monta a presión y que está disponible en seis colores diferentes para combinar con el scooter. Además, para rizar el rizo, los mapas pueden configurarse en el mismo color con un simple toque en la aplicación.

Como decíamos el TomTom VIO se ha presentado hoy y ya está disponible en tiendas seleccionadas y en la página web de TomTom por 169 euros. 

Comentarios de Facebook