17. Diciembre 2016 - 22:29 | Edu Parellada | Otras competiciones
Imagen de Edu Parellada

La cara de Brad Baker hoy en el podio del Superprestigio Dirt-Track de Barcelona lo dice todo. Cuando ha tocado hacerse la foto ha logrado cambiar su semblante serio con una sonrisa forzada, que contrastaba con la de un Marc Márquez exultante. Y es que no sólo Marc Márquez ha logrado batirle hoy sobre la tierra, su terreno, sino que también Toni Elías ha logrado pasarle en una Superfinal a 16 vueltas que no deja lugar a dudas.

Marc Márquez ha sido constante y ha aprovechado su excelente salida para irse cómodamente hacia una victoria incontestable. Toni Elías, que se ha complicado un poco la vida en la salida, ha logrado remontar hasta llegar hasta Baker, al que ha superado netamente para escaparse tras Marc.

Elías ha logrado entonces la vuelta rápida de la carrera, pero no ha podido alcanzar a un Marc Márquez intratable, que vuelta tras vuelta ha controlado la carrera para alzarse con su segunda victoria en el Superprestigio Dirt-Track de Barcelona, con la que empata con Baker en el palmarés de la competición. "Aunque hubiera salido mejor no te habría podido atrapar", le comentaba Toni a Marc tras la carrera, "no podía acercarme". "Sí, al final el ritmo de 12.0 me salía bien", respondía Marc. "He apretado mucho al principio, luego he controlado, pero cuando he visto que te acercabas he tenido que volver a apretar a fondo".

Ya ante los micrófonos, Márquez se reconocía "muy satisfecho. El año pasado estuve cerca, pero este año el equipo ha funcionado como en MotoGP. Llevaban perfectamente apuntado todo lo que hicimos el año pasado, cuando pusimos neumático nuevo, cuando neumático usado". Lo que decíamos, que en el Superprestigio, que sigue siendo una fiesta, la competitividad ha pasado por delante del cachondeo.

En el mismo sentido se pronunciaba Brad Baker, algo preocupado por las caídas que se han producido hoy. Acabada la rueda de prensa, en un pequeño corrillo con periodistas americanos en el que hemos colado la oreja, comentaba como "el primer año fue fantástico venir a conocer y correr contra un piloto excepcional como Marc Márquez, pero ahora tengo que cambiar la manera de enfocarlo de cara al año que viene. No sólo Marc, todo, son super profesionales e increíbles pilotos, y hay que venir muy en serio para correr contra ellos. La presión es grande, va a ser dificil, muy difícil, pero lo voy a intentar".

Sorprendentes declaraciones de un piloto especialista en Dirt-Track que lleva más de un mes en Europa, entrenanado sin parar, y que durante este tiempo ha tenido la ocasión de viajar al Rancho de Rossi. Dicen las malas lenguas que Rossi le encargó que ganara a Marc en el Superprestigio. Si es así, extremo que no podemos confirmar, está claro que la misión ha fracasado.

Comentarios de Facebook