13. Septiembre 2017 - 16:15 | Miriam Panisello | Motocross y Supercross SX

El pasado fin de semana Antonio Cairoli consiguió lo impensable, conseguir su noveno título mundial cuando nadie lo habría dicho a principio de temporada. Ante tal mérito, su patrocinador Red Bull le hizo un regalo muy especial: la oportunidad de probar uno de sus Fórmula 1.

Cuando el piloto italiano bajó del podio, Mateschitz se le acercó y le entregó un volante de F1. Cairoli lo aceptó, pensando que sería una especie de trofeo para decorar sus estanterías, por lo que el fundador de Red Bull tuvo que ser más claro: "No tienes que guardarlo, tienes que llevarlo contigo cuando pruebes nuestro coche".

Una llamarada de felicidad tuvo atravesar el cuerpo del de Sicilia, que ya ha bromeado con los hombres de Pirelli sobre cuáles serán los neumáticos más adecuados para el que califica como el momento más divertido de su vida.

Cairoli, que se subirá a uno de los monoplazas de Daniel Ricciardo y Max Verstappen, se convertirá en uno de los pocos pilotos de motociclismo que han podido pilotar un Fórmula 1. Antes que él, Valentino Rossi, Jorge Lorenzo, Mick Doohan o Max Biaggi también pudieron sentir en sus propias pieles la increíble sensación de manejar uno de los coches más rápido del mundo.

Aún no se sabe cuándo podrá subirse al monoplaza, pero de momento Cairoli tiene otra cosa en mente: las tres pruebas del mundial de MXGP que faltan por disputar, y demostrar por qué ha sido el campeón.
 

Más información

MXGP Assen: Cairoli se proclama Campeón del Mundo por ¡¡9º vez!! en MXGP el día que Prado deslumbra en MX2

10.09.2017 | Noticias
El italiano Antonio Cairoli ha hecho buenos los pronósticos y se ha adjudicado por séptima vez en su carrera el título en MXGP tras ser segundo y sexto este fin de semana en Assen, Holanda; penúltimo escenario del Mundial de MXGP y MX2. Jorge Prado, nuevamente el mejor en la división de plata al ser segundo y primero, respectivamente.
 

Comentarios de Facebook