19. Agosto 2017 - 1:37 | Joan Carles Vázquez | Enduro y Raids
Equipos

Cuatro meses después de la segunda cita de 2017 para el Campeonato del Mundo de Cross-Country Rallies, la competición magna de la especialidad ha vuelto a ponerse en marcha. En esta ocasión, con la disputa de la tercera de sus cinco citas para esta temporada: el Atacama Rally. Una prueba que muchos de los participantes en el próximo Dakar, como la española Laia Sanz, tenían marcada en rojo en su calendario de preparación.

Este tercer episodio ha recorrido la inmensidad del desierto de Atacama, el desierto no-polar más árido de la Tierra y que a muchos les sonará por acoger algunas de las etapas más espectaculares y duras del raid más famoso del mundo en los últimos tiempos. Enclavado al norte de Chile, abarca las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá, Antofagasta, Atacama y el norte de la región de Coquimbo. Es decir, unos 105 000 km2, y con el océano Pacífico al oeste y la cordillera de los Andes al este como fronteras naturales.

La carrera arrancó el pasado domingo 13 de agosto con una prólogo de 60 kilómetros –14 de ellos contra el crono– que sirvió para que los quince primeros escogieran el orden de salida de la primera etapa. ¿La razón? Las lluvias caídas durante los días previos habían alterado algunas referencias del road book, motivo por el que los comisarios decidieron con muy buen criterio anular los tiempos establecidos.
En total, cinco etapas y cerca de 2.000 kilómetros –siendo 1.410 kilómetros, especiales cronometradas– por terreno chileno hasta hoy viernes 18.

En Copiapó se disputó el prólogo, así como la primera etapa, en bucle. La segunda discurrió entre Copiapó y Tal Tal el martes 15. Desde Tal Tal a Mejillones, el miércoles, y el jueves, los pilotos llegaron a Iquique, donde hoy se ha disputado la última etapa, de nuevo en bucle.

El aperitivo de la prueba chilena dictaminó que Sanz fuera una de las primeras pilotos en entrar en acción. ¿Cómo le fue la primera etapa? Pues bien, según sus propias palabras, ya que a pesar de ser la tercera en salir y, por tanto, abrir pista en una etapa rápida de arena y dunas, la española completó los 226 kilómetros de la primera especial en la duodécima posición, tras 2 horas y 48 minutos en su KTM 450 Rally. Los tres mejores, Pablo Quintanilla, Kevin Benavides y Paulo Gonçalves, por ese orden.

La segunda jornada empezó con dos horas y media de retraso por la persistente niebla (conocida como camanchaca) que cubría Copiapó a primera hora de la mañana. En un principio, la especial tenía un recorrido de 308 kilómetros sobre arena, dunas y un terreno desértico más duro, y dividido en dos partes, con una corta neutralización de tres kilómetros entre ambas. Vamos, muy similar a la etapa del día anterior. Pero al final fueron bastantes menos kilómetros. Y es que la segunda mitad de la cronometrada, que los pilotos recorrieron como enlace hasta llegar a Tal Tal, ya en pleno desierto del Atacama, se canceló por seguridad.

Laia Sanz sufrió en dicho día por partida doble. Por un lado, el fuerte resfriado que arrastraba desde que llegó a Chile había ido a más. Y, por otro, en los primeros compases de la prueba se detuvo, junto al piloto Daniel Gouet, para asistir a ‘Pela’ Renet, víctima de un fuerte accidente, hasta que el helicóptero de la organización pudo evacuar al corredor francés. Sanz reemprendió la marcha hasta el kilómetro 164, donde la etapa, como os hemos explicado antes, se dio por finalizada, puesto que el traslado de Renet había dejado la carrera sin la cobertura del preceptivo helicóptero medicalizado.

Laia estuvo casi una hora detenida, un tiempo que posteriormente le fue devuelto por la organización. La piloto del KTM Factory Rally Team cerró el día en la undécima posición, a sólo 9 minutos y 33 segundos del vencedor, Kevin Benavides, que superó en esta ocasión al líder del campeonato, Sam Sunderland, y a Franco Caimi.  En la general, Sanz ocupaba también el 11º lugar, a 34 minutos del líder, Pablo Quintanilla, compañero de Renet en Husqvarna.

El miércoles, Sanz resolvió con acierto la etapa ecuador de la prueba chilena. Y es que a pesar de estar aún aquejada por un fuerte resfriado, la española completó los 349 kilómetros de la especial en 3 horas y 42 minutos, con un promedio superior a los 94 km/h; a 26 minutos del vencedor de la jornada y todavía más líder de la carrera, Quintanilla. El recorrido, que ha llevado a los pilotos desde Tal Tal hasta Mejillones, era muy rápido, pero también “muy roto, con mucho fesh-fesh, desierto fuera pista, con piedras... una de estas etapas que se han de pasar y ya está, porque además la navegación era muy fácil”, resumía Sanz nada más llegar al campamento.

En la general, la española continuaba undécima, a apenas 13 minutos del Top 10. Sin embargo, la piloto de KTM no se planteaba atacar más de la cuenta para enjugar la diferencia que la separaba de Quintanilla en la general. ¿Por qué? “El resultado aquí me importa poco, porque he venido para entrenar. Si puedo entrar entre los 10 primeros, mejor, pero el objetivo no es ése, porque aquí hay mucho que perder y poco que ganar”, aseguraba.

Ayer se disputó la cuarta etapa, la más larga y dura de la prueba chilena. ¿Qué aconteció en ella? En la penúltima jornada de competición, Sanz se coló por primera vez en el top ten del día. Para ser exactos, aguantó durante un total de 547,33 kilómetros, de ellos 375 kilómetros de especial cronometrada –muy rápida y con zonas de pistas pedregosas y una parte final de dunas, en la zona de Iquique–, al manillar de su KTM 450 Rally para completar en una extraordinaria novena posición los 375 kilómetros de la especial, llevado a cabo desde Mejillones hasta Iquique. Y ello a pesar de que todavía seguía aquejada de un fuerte resfriado.

En la general, la pluricampeona española continuaba undécima. El ganador del día no fue otro que el argentino del Monster Energy Honda Team Kevin Benavides, que conquistó con todo merecimiento su segundo triunfo de etapa en el Atacama Rally 2017. Dicha victoria, además, le permitió asaltar con éxito el liderazgo del raid chileno, colocándose en la primera posición de la clasificación provisional de la carrera a falta de la última jornada.

¿Y hoy? Sanz ha rubricado su primera participación de la temporada en un raid con su segunda novena posición consecutiva en la prueba chilena. Más recuperada del catarro que ha arrastrado estos últimos días, la española ha cedido apenas 15 minutos con respecto al vencedor de la etapa, nuevamente Pablo Quintanilla, que se ha llevado también la victoria en el Atacama Rally.

Sanz, cuyo objetivo principal aquí era retomar el pulso a la moto de rally y empezar a preparar su participación en el Dakar 2018, ha entrado justo por detrás de su compañero de equipo, Sam Sunderland, ganador de los dos primeros raids del año y que a pesar de acabar fuera del podio sigue siendo el líder del Mundial de Rally Cross Country.

Los pilotos del Monster Energy Honda Team Kevin Benavides y Paulo Gonçalves han secundado en el podio final a Quintanilla por ese orden tras acabar hoy cuarto y tercero, respectivamente.


Dentro de poco más de una semana, del 25 al 31 de agosto, llegará la cuarta prueba del Mundial de Cross-Country Rallies 2017: el Desafío Ruta 40; en Argentina.

Más sobre el Atacama Rally en https://atacamarally.com.

 

Clasificación Final Atacama Rally 2017
1. Pablo Quintanilla (Husqvarna), 12h53:49 segundos
2. Kevin Benavides (Honda), +02:23 segundos
3. Paulo Gonçalves (Honda), +11:51 segundos
4. Sam Sunderland (KTM), +23:15 segundos
5. Xavier Desoultrait (Yamaha), +33:46 segundos
...
11. Laia SANZ (KTM), +1h53:34 segundos


Así va el Mundial de Cross-Country Rallies 2017
1. Sam SUNDERLAND (KTM), 74 puntos.
2. Pablo QUINTANILLA (Husqvarna), 68 puntos.
3. Paulo GONÇALVES (Honda), 55 puntos.
4. Matthias WALKNER (KTM), 49 segundos.
5. Kevin BENAVIDES (Honda), 41 puntos.


 

Comentarios de Facebook