24. Octubre 2014 - 16:00 | Jordi Hernández | Comparativas
Santi Díaz

En cuestiones de frenada, la receta utilizada para el Kymco K-XCT y el Superdink ha sido la misma. El buen comportamiento obteni­do por el conjunto formado por los discos lobulados de 260 mm delante y 240 mm detrás, los dos, con pinzas con doble pistón paralelo (con latiguillos metálicos en el caso del Super Dink), hizo que Kymco no dudara en extrapolar el mismo conjunto al K-XCT. De hecho, los resultados no han podido ser mejores, pues se bastan y se sobran para detener a cualquiera de ellos en el mínimo espacio de tiempo y, siem­pre, con el poder de dosificación que otorga su quirúrgico tacto.

La única ventaja de la que disponía el Super Dink en este aspecto era la posibilidad de montar ABS,  diferencia que ha quedado neutralizada por el reciente anuncio de la compañía que, a partir de noviembre, ofrecerá la opción del ABS para el K-XCT.  Y es que esta posibilidad de elección siempre debería estar presente; por un incremento en el coste de 400 euros tendremos a nuestra disposición un mecanismo muy preciso que será nuestro ángel de la guarda en las situaciones más complica­das, aunque en circunstancias normales se dispare bastante rápido, en el caso del tren posterior, si abusamos mucho de la leva derecha.

Por último, para terminar con las diferencias en la parte ciclo, nos centraremos en la selección de neumáticos, y es que mientras la altura de las llantas no varía (14 y 13 pulgadas), las gomas utilizadas por el K-XCT son unos nuevos Maxxis Pro que, si bien en el uso diario no se notan demasiado, sí que significa una disminución del perfil del neumático delan­tero que nos proporcionará algo más de banda de rodadura. 

Para dar vida a ambos modelos, los directivos de la marca han vuelto a mostrar su confianza en su conocido propul­sor SK 25, desarrollado inicialmente para el Super Dink 125, pero igual de válido y eficiente en el nuevo K-XCT. Su calidad, avalada por soluciones de última hornada como la tecnología de baja fricción, eficiencia térmica y la utiliza­ción de materiales más resistentes y ligeros, lo convierten en uno de los motores más punteros del momento en la cilindrada. Generacionalmente no existen cambios significa­tivos entre uno y otro, sólo se aprecian algunos matices que afectan, entre otros apartados, a la gestión electrónica o la admisión en el K-XCT para que éste cumpla la futura norma­tiva medioambiental Euro 4, un dato a tener muy en cuenta, pues Kymco ha hecho un gran esfuerzo para que, sin ser necesario todavía, su scooter ya esté preparado para ello.

Sea como sea, las cifras proporcionadas por el mismo fabricante ya revelan una pequeña ventaja en favor del Super Dink, sobre todo en lo referente a potencia, donde ser el veterano de la familia le beneficia al poder llegar al límite legal de los 15 CV (para entrar en la convalidación), mientras que, en par, se ve superado ligeramente por su hermano en unas pocas décimas.

Aun así, verdaderamente sobre el terreno las diferencias no son tan notables. Seguramente debido a la mejor relación peso-potencia del K-XCT logra parar un poco el golpe y, aunque se muestra un poco más lento que su hermano tanto a la hora de acelerar como al estirar un poco menos en velocidad punta, los resultados son bastante similares.

Por el contrario, al ser el K-XCT un modelo más reciente, esto sí que le aporta un pequeño plus en calidad frente al Super Dink; por ejemplo, se puede apreciar un funciona­miento bastante más suave y un nivel de sonoridad algo menor, así como un tacto más agradable a la hora de acele­rar. Lógico.

También detectamos un menor consumo en un uso normal, con una cifra media de todas las mediciones realizadas de 3,3 litros a los 100 km para el K-XCT, algo inferior a la de su hermano que, a pesar de ello, gracias a que su depósito, tiene 2,5 litros más de capacidad que le proporcionan una notoria autonomía teórica de 347 kilómetros. 

Revisa la primera parte del comparativo, donde explicamos presentamos los dos modelos y analizamo su parte ciclo, o ve hacia la tercera y última parte del comparativo, donde analizamos las diferencias en espacio de carga, ergonomía y diseño entre el Kymco K-XCT 125I y el Super Dink 125 ABS

Más información

Comparativo Kymco K-XCT 125I vs Super Dink 125 ABS: Mismo objetivo, dos filosofías

25.10.2014 | Comparativas
Gracias a la convalidación, sacarle partido a nuestros carnets A1 o B es cada vez más fácil a través de las casi infinitas posibilidades que tenemos a la hora de hacernos con un scooter de 125 c.c. Dos de las mejores alternativas nos las ofrece Kymco, que, a su vez, nos propone con el K-XCT 125I y el Super Dink 125 ABS dos filosofías radicalmente distintas, pero, paradójicamente, ambas con un mismo fin. ¿Te apetece conocerlas?
 

Comparativo Kymco K-XCT 125I vs Super Dink 125 ABS: Baile de disfrazes

24.10.2014 | Comparativas
El diseño es el aspecto más diferenciador entre los dos scooter, el Super Dink representa todo lo bueno de un GT, mientras que el K-XCT tiene un aire más juvenil y apasionado.
 

Comparativo Scooters Kymco: K-XCT 125I

24.10.2014 | Comparativas
La línea sport del Kymco K-XCT es su seña de identidad, que está refrendada por una configuración de la parte ciclo que lo hace más ágil y divertido.
 

Comparativo Scooters Kymco: Super Dink 125 ABS

24.10.2014 | Comparativas
El Kymco Super Dink 125 ABS es el más señorial y elegante. Su capacidad de carga, confort de marcha y protección marcan diferencias.
 

Comentarios de Facebook