15. Octubre 2017 - 17:31 | Jordi Hernández | Comparativas
Santi Díaz

Dentro del mundo del scooter, la cilindrada de 300 c.c. es en cierto modo la más equilibrada para los que buscan un vehículo versátil y práctico con un radio de acción que vaya más allá de las grandes ciudades. Dentro de ella, los ruedas altas son toda una referencia en cuanto a movilidad y estabilidad, gracias, sobre todo, a modelos como el Honda SH 300i, que es, desde hace 11 años, no solo el precursor de la cilindrada, sino también el rey indiscutible. Frente a frente con él, el Piaggio Beverly siempre ha sido uno de sus principales rivales, al crecer desde los 200 c.c. iniciales hasta los 350 c.c. actuales y buscar, siempre, una superioridad en cuanto a cilindrada. En este comparativo se dan cita las versiones más sofisticadas y mejor dotadas que jamás han existido; por un poco más de 5.000 euros tendremos a nuestra disposición dos ruedas altas de gama premium que, lejos de conformarse con ser rápidos y funcionales dentro de los núcleos urbanos, demuestran un comportamiento excepcional por carretera.

Puede que los scooters de ruedas altas no sean un éxito generalizado en nuestro país, pero lo que es innegable es que gracias al incondicional apoyo recibido en algunas ciudades estratégicas, cumplen un papel muy relevante en él. Obviamente, la cilindrada de 125 c.c. es la que más volumen de ventas mueve, pero cuando nos trasladamos al carnet A2, hay modelos como los que toman parte en este comparativo que ganan protagonismo. El Honda SH 300i y el Piaggio Beverly 350 i.e. Sport Touring son la punta de lanza de una categoría que, si bien es cierto que tiene muy pocos integrantes, está muy presente en las listas de los más vendidos gracias a integrantes como el SH 300i, que, de hecho, fue el precursor tanto de la categoría como de la cilindrada.

Éxito merecido 

La verdad es que el éxito del scooter japonés está muy bien merecido; con él, muy acertadamente, Honda sigue la fórmula que tantas alegrías le ha deparado en la cilindrada del octavo de litro, en busca de un vehículo que fuera muy efectivo en ciudad, pero que, a diferencia de su hermano menor, dispusiera de unas aptitudes interurbanas mucho mayores.



El Beverly 350 lleva un poco más allá esta propuesta, ya que si bien es cierto que el SH no se diferencia demasiado del tamaño de un 125 c.c., el italiano sí que lo hace y lo aprovecha para intentar seducirnos con un producto que pretende ser la repuesta para los que a lo largo del año circulan mucho más tiempo fuera de los límites de las grandes ciudades. El Beverly tiene más cuerpo de megascooter, eso se nota desde el primer momento en el que vamos a levantarlo del caballete lateral y notamos todo el peso de sus 190 kg (en vacío). Al tiempo, todo es más grande y envolvente, a lo que también ayuda la existencia del parabrisas que viene de serie. En los dos mantendremos una postura muy natural, con el tronco, los brazos y las piernas muy relajados, pero siempre algo mejor tapados en el caso del transalpino, que frontalmente nos protege mejor del frío, la suciedad o el viento.

Por su parte, en el SH 300i obtendremos una sensación total de control, pronto nos dejará sentir que se aposenta mejor sobre el asfalto que el SH 125, aunque en marcha goza de una capacidad de maniobra y facilidad de manejo prácticamente similares.

En ciudad, el Piaggio tiene una menor agilidad, la dirección es un poco más pesada, pero, eso sí, goza de un magnífico radio de giro y una agilidad similares a los del Honda.

Mucho potencial 

Con cualquiera de los dos, los núcleos urbanos formarán parte de nuestros dominios, ya que gozaremos prácticamente de las mismas ventajas de un scooter urbano de 125 c.c., solo que con unas mecánicas con el doble de potencia y unas prestaciones muy superiores. Así que será precisamente fuera de ellos donde ambos marcarán las diferencias, pues como estáis a punto de leer, tanto el SH 300i como el Beverly 350 Sport Touring tienen un potencial espectacular.



Yendo punto por punto, en el apartado motor, hay bastante igualdad, aunque el Piaggio, con su motor de algo más de 30 CV con embrague multidisco en baño de aceite, es puro músculo, ya que ofrece un empuje bestial de principio a fin del cuentarrevoluciones, aunque vibre un poco más y su tacto sea algo más tosco. En contrapartida, cuenta con la ayuda del sistema ASC (control de tracción), diseñado para controlar los posibles derrapes o deslizamientos de la rueda trasera a la hora de acelerar sobre superficies deslizantes, puede que a veces lo haga de una forma un poco intrusiva, cierto, pero en circunstancias normales, siempre podremos desactivarlo muy fácilmente.

Páginas

Más información

Comparativa: Kymco Grand Dink 300 ABS vs SYM Joymax 300 I ABS Start & Stop Comfort

25.06.2017 | Comparativas
¿Cansado de tu scooter 125 c.c. y quieres dar el salto seguro al A2? ¿Necesitas más potencia? ¿Prestaciones? No lo pienses más y presta atención, porque muy posiblemente alguno de los maxiscooters de este comparativo te pueda ofrecer los que estás buscando.
 

Comentarios de Facebook